Bajío

Promovemos destinos, no aeropuertos: Sectur Guanajuato

Fernando Olivera Rocha aclara en entrevista que el aeropuerto en San Miguel de Allende es un proyecto del municipio, pero que parece pertinente por el crecimiento de la demanda turística del destino.
Perla Oropeza
25 agosto 2017 7:38 Última actualización 25 agosto 2017 7:39
Fernando Olivera Rocha

Fernando Olivera Rocha, secretario de Turismo del estado de Guanajuato. [Archivo]

El secretario de Turismo de Guanajuato, Fernando Olivera, dijo que la dependencia a su cargo no promueve aeropuertos, sino los destinos del estado y aseguró que el proyecto de San Miguel de Allende tiene congruencia con el crecimiento de la demanda turística nacional e internacional que tiene la Ciudad Patrimonio.

Aunque aclaró que la autorización del proyecto es responsabilidad de las autoridades municipales y la inversión totalmente privada, dijo que no se está previendo la llegada de grandes aeronaves, sino de pequeños aparatos que darían movilidad al segmento de turismo de lujo.

“Aquí es importante invitar a las asociaciones civiles a que se acerquen al municipio, revisen el proyecto y lo evalúen, porque no se está hablando de llevar aviones con un aforo de pasajeros importante, estamos hablando de aeronaves de ocho a 12 pasajeros, que es lo que entendemos le hace falta al municipio y es lo que se trata de reactivar y atender.”

De ninguna manera, añadió, se trata de una terminal que pueda competir con la del Bajío. “Lo que vemos es una pista relativamente corta que permitirá el uso de aeronaves básicamente privadas de pocos pasajeros y es importante que el municipio reciba a estos grupos y platiquen los pros y contras de esta operación.”


Fernando Olivera Rocha expuso que la Secretaría de Turismo estatal ha sido muy respetuosa del proyecto del municipio. Explicó que se trata de un aeródromo que dejó de operar hace algunos años. “La pista ya existe y estuvo en operación y la idea es permitir que la aviación privada llegue directamente a un destino considerado una de las mejores ciudades para visitar del mundo.”

Hace algunos años, comentó, “se hablaba de la incongruencia de tener un parque industrial en San Miguel de Allende y ahora se tiene un parque industrial exitoso que convive perfectamente con la Ciudad Patrimonio y ha generado más de 200 empleos, pues el turismo no es capaz de cubrir en su totalidad la demanda laboral de la localidad”.

Aclaró que no conoce el proyecto completo para el aeródromo, pero entiende que está en la lógica de un mejor servicio a la demanda turística. “No somos expertos en el tema técnico aeroportuario, pero vemos beneficioso el que podamos darle a un segmento de turismo de lujo la opción de llegar con su avión directo a San Miguel de Allende, lo vemos viable.”

La Ciudad Patrimonio fue visitada en 2016 por dos millones cien mil personas, lo que significó un crecimiento de doble dígito, y este año también se prevé que aumente entre 15 y 20 por ciento el número de turistas, expuso Olivera.

“La Secretaría de Turismo –reiteró- no apoya aeropuertos, apoyamos destinos, desarrollamos producto turístico junto con los empresarios.”

Aclaró que no se trata de un aeropuerto C2. “No cabe en San Miguel de Allende”, sino uno C3, con capital totalmente privado y una inversión de 300 millones de pesos, que incluye la construcción de una pista de concreto hidráulico.

Respecto al interés que pudieran tener aerolíneas como Aerocalafia y TAR en el destino, comentó que podrán no tenerlo presente hoy, pero quizá más adelante.

Guanajuato, comentó, hace cuatro años tenía 300 operaciones hoy tiene más de mil 200 porque se dieron las condiciones. "Es un tema de oferta y demanda lo que va a determinar esto, pero principalmente la capacidad del aeródromo. Por ejemplo, Interjet no tiene un avión para volar en este tipo de aeródromo tan pequeño, y las otras empresas lo revisarán en su momento."