Bajío

PGJ Querétaro investigará agresión a migrantes centroamericanos

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Querétaro informó que se investiga la agresión con disparos a migrantes centroamericanos en el municipio de Tequisquiapan.
LOURDES DURÁN PEÑALOZA
24 septiembre 2015 19:48 Última actualización 24 septiembre 2015 19:49
Migrantes indocumentados viajan en un tren en Ixtepec, Oaxaca. (AP)

Los migrantes hondureños viajaban en ferrocarril cuando fueron agredidos. (Foto: AP)

QUERÉTARO, Qro.— La Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Querétaro informó que se investiga la agresión con disparos a migrantes centroamericanos en el municipio de Tequisquiapan.

Arsenio Durán Becerra, titular de la PGJ, detalló que cerca de la medianoche del miércoles se recibió el reporte de que un grupo de alrededor de 40 migrantes de nacionalidad hondureña que iban a bordo del ferrocarril fueron agredidos a balazos, lo que dio como resultado tres personas heridas.

“Dos de las personas sufrieron lesiones muy leves que no ameritaron mayor complicación, y tomaron la determinación de no presentar denuncia alguna; mientras que una tercera persona resultó con lesiones de mayor consideración en una pierna, que entiendo no compromete su vida, pero que sí son de mayor atención”, comunicó el procurador.


Los hechos se registraron en las comunidades de La Estancia y San Nicolás, ambas pertenecientes al municipio de Tequisquiapan, en una zona despoblada.

“Toda vez que en el municipio de Tequisquiapan ya se encuentra en vigor el nuevo sistema de enjuiciamiento penal, se llevarán a cabo las investigaciones correspondientes.”

Hasta el momento no hay algún detenido por estos hechos. Extraoficialmente se atribuyó la agresión a guardias de Ferromex.

“Lo que relatan es que al escuchar los disparos todos se dispersaron, y en el momento en el que alguno de ellos tuvo la posibilidad de avisar a la policía municipal de Tequisquiapan, ya no se encontró a ninguna persona; es por eso que no se logró ningún aseguramiento”, expuso el procurador.

De acuerdo con el funcionario, se procederá a verificar la estancia legal de los agredidos; de no acreditarse la misma, se dará aviso al Instituto Nacional de Migración para que se tomen las determinaciones correspondientes.