Bajío

Pesca en el Parque Metropolitano de León, sustento de 23 familias

Integrantes de la cooperativa de Pescadores y Palaperos de la Presa del Palote pescan hasta 15 kilos de mojarra y carpa al día.
ROCÍO HERNÁNDEZ MONREAL
02 julio 2015 14:13 Última actualización 02 julio 2015 14:17
aa

Rafael Paniagua Almanza, presidente de la cooperativa de Pescadores y Palaperos de la Presa del Palote. [Rocío Hernández M.]

LEÓN, Gto.—El Parque Metropolitano de León no sólo es un espacio para divertirse, sino una fuente de ingresos para 23 familias de pescadores que obtienen mojarra y carpa, producto de primera calidad que proviene de uno de los cuerpos de agua más limpios del estado de Guanajuato, ya que no recibe ningún desecho.

Rafael Paniagua Almanza, presidente de la cooperativa de Pescadores y Palaperos de la Presa del Palote informó que en esta época de lluvias los peces se reproducen más rápido.

La pesca en la zona surgió hace 28 años, luego de que un grupo de personas que tenía la necesidad de trabajar descubrió que había algunas especies de pescado.


Llegaban pescadores eventuales desde el municipio de Yuriria, Guanajuato, de a las 7:30 de la mañana a 12 del día, a bordo de lanchas de remo fibra de vidrio y algunas de madera.

Es así como comenzaron a explotarlas de manera directa y fue cuando se oficializó la cooperativa, por lo que ahora reciben apoyo por parte del gobierno estatal y federal para mantener la producción de las mojarras.

El líder de los pescadores dijo que hace dos meses pusieron cerca de 20 mil crías de mojarras de pulgada y media y 9 mil bagres de dos pulgadas. En esto el gobierno invirtió 14 mil pesos y los pescadores 6 mil pesos.

Dos semanas atrás, cada uno de los pescadores sacaban 3 kilos máximo de producto y hoy llegan a sacar hasta 15 kilos al día. Sin embargo, se tienen que esperar cerca de 6 meses luego de poner las crías para que puedan tener buen tamaño.

El representante de los 23 pescadores que vienen de Yuriria y León explicó que 40 por ciento de la producción se vende en las palapas de comida que se encuentran dentro del parque y el otro 60 por ciento de casa en casa. La temporada fuerte se da entre marzo y abril, que es el tiempo de Cuaresma .

Los 23 pescadores son los que cuentan con permiso para pescar al tener pagados sus derechos ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y actualizado su registro de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) y de la Secretaría de Agrucultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

En el parque existe otro grupo de pescadores que no tiene permiso de pesca, pero asisten cuando no encuentran trabajo y deben llevar la comida a su casa. Otros más van sólo por diversión.