Bajío

Pancho Domínguez se prepara para rescatar a municipios queretanos

El gobernador electo de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, exigirá disciplina financiera a los nuevos gobiernos municipales, que deberán ser sumamente cuidadosos en el manejo de los recursos públicos ante un panorama económico complicado de cara al 2016.
LOURDES DURÁN PEÑALOZA
15 septiembre 2015 10:53 Última actualización 15 septiembre 2015 10:54
Francisco Domínguez

El gobernador electo de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, exigirá disciplina financiera a los nuevos gobiernos municipales. (Foto 7Foto.Mx)

QUERÉTARO, Qro.— El gobernador electo de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, exigirá disciplina financiera a los nuevos gobiernos municipales, que deberán ser sumamente cuidadosos en el manejo de los recursos públicos ante un panorama económico complicado de cara al 2016, que obliga a “apretarse el cinturón de a de veras”.

Domínguez Servién señaló que al menos 12 administraciones municipales comenzarán funciones con complicaciones financieras el próximo primero de octubre, por lo que su equipo de finanzas analiza la forma en que se podrá ayudar a estas demarcaciones, para que puedan cerrar el ejercicio fiscal de la mejor manera posible.

No sabemos si nos va a alcanzar para apoyarlos, pero tengo la palabra del secretario de Hacienda (Luis Videgaray) de que si hubieran problemas, la secretaría nos apoyaría. Los ayudaremos para que cierren bien su año, pero voy a exigir disciplina hacendaria; no podemos estar viendo que los presidentes municipales sean irresponsables en sus haciendas, y siempre tenga que estar el gobierno del estado saliendo a su rescate.”


Víctor Manuel Hernández Bautista, integrante del equipo de transición del gobernador electo, informó que actualmente se está trabajando en confirmar un posible monto para cada municipio. “Hay que recordar que todos están en proceso de entrega-recepción; todos están recibiendo información de carácter preliminar y nos están compartiendo una fotografía que aún no está completa”, dijo.

“Normalmente entre los días 15 y 20 de septiembre terminan de expedir los últimos cheques; las últimas emisiones suelen ser muy fuertes por todo el rezago que pudieran tener. Después de esa emisión podríamos saber realmente cuál es la situación financiera, si hay un problema y de qué magnitud”, agregó.

Se anticipa que las mayores complicaciones se presentarán en los municipios con menor capacidad económica, específicamente aquellos ubicados en el semidesierto queretano y la Sierra Gorda.