Bajío

Omron Automotive México duplica su espacio de manufactura en Silao

La empresa japonesa apuesta a la producción en México de sus propios insumos. Prevé ventas este año por 180 mdd y para 2016 estima incrementarlas hasta 22 por ciento.
PERLA OROPEZA BERBER
15 diciembre 2015 8:24 Última actualización 15 diciembre 2015 8:57
Omron

Omron Automotive Electronics tiene su planta en parque Las Colinas de Silao, el primero que construyó Lintel en Guanajuato. [Especial]

SILAO, Gto.— Para Carlos Ochoa, responsable de Operaciones de la empresa japonesa Omron Automotive Electronics de México, la fórmula para permanecer y tener éxito en la industria automotriz se resume en dos factores: calidad y entrega a tiempo.

“Cualquier proveedor que esté en México y que no tenga esas dos condiciones, no puede competir en la industria automotriz. Mientras esas dos cosas se den, la industria seguirá creciendo en el país.”

Omron, que este año alcanzará ventas por 180 millones de dólares, prevé que éstas crezcan en 2016 hasta 22 por ciento, para ubicarse entre 200 y 220 millones de dólares.



Este crecimiento va de la mano con la expansión de sus instalaciones y la producción de sus propios plásticos en México desde hace un año.

“Duplicamos el espacio de manufactura. Empezamos con aproximadamente siete mil metros cuadrados de planta y ahora tenemos 14 mil metros cuadrados, incluyendo 3 mil metros de una ampliación de inyección láser en moldeo. Nos ha ido muy bien en Silao, el negocio está creciendo mucho."

Ochoa explicó que 70 por ciento de los insumos que utiliza la empresa son importados de Asia y el 30 por ciento son plásticos que ahora se producen en México, con la mejor calidad y precio.

“La estrategia de los próximos tres a cuatro años es que cualquier commodity que podamos producir en México, sea transferido lo más pronto posible a proveedores que estén instalados en el país.”


La empresa es especialista en productos electrónicos, como mecanismos de elevadores de ventanas, cierre y apertura de puertas o movimiento de asientos, y empezó operaciones a finales de 2011 en el parque industrial Colinas de Silao, de grupo Lintel.

La empresa llegó a este complejo con un leasing con opción a compra a 3 o 4 años. “Una vez que logramos la consolidación y ganamos la confianza del corporativo de que México era un buen lugar para invertir, hacer negocios y generar empleo, nos expandimos en la misma tierra que teníamos contratada y Omron decidió adquirir la tierra y el edificio, que era parte de la flexibilidad que ofrecía Lintel.”

Las instalaciones en Silao, comentó, requirieron de un alto grado de especialización, pues el tipo de productos que maneja tienen requerimientos especiales en cuanto al control de la temperatura, la humedad y partículas en el ambiente. “Es casi como de un hospital”, dijo.

En la planta, que empezó operaciones con 60 empleados, ahora trabajan mil 900 personas, entre operadores y gente de administración. “Hemos ido creciendo muy rápido y se va a seguir creciendo en número de ventas”.

La planta en Silao es la única en México de esta división de Omron, empresa japonesa que tiene su matriz en Kioto y sus oficinas de Norteamérica en Chicago, Estados Unidos. Omron tiene entre sus principales clientes a Ford y BMW.