Bajío
entrevista
Miguel Márquez Márquez, gobernador de Guanajuato

“No puedo hacer a un lado mis raíces”: Miguel Márquez

El gobernador de Guanajuato se define como un “católico estándar, normalito”, que tiene claro que éste es un mundo mucho más moderno, donde se debe de trabajar para todos, y no puede segregarse a nadie.
PERLA OROPEZA BERBER
29 junio 2015 7:15 Última actualización 29 junio 2015 7:16
Miguel Márquez, gobernador de Guanajuato

Miguel Márquez, gobernador del estado de Guanajuato. [Cortesía]

El gobernador de Guanajuato se define como un “católico estándar, normalito”, que tiene claro que éste es un mundo mucho más moderno, donde se debe de trabajar para todos, y no puede segregarse a nadie.

“No puedo hacer a un lado mis raíces, pero estamos inmersos en el mundo y la visión tiene que ser de carácter global”, dice en entrevista con EL FINANCIERO Bajío.

No se descarta en la carrera presidencial de 2018, pero expone que por el momento no puede distraerse y está muy concentrado en Guanajuato, pues su objetivo es dejar un estado con menos desempleo y más educado.

___ En la prensa local es común que lo vinculen con el grupo ultraderechista El Yunque.
___ Yo no sé si exista o no El Yunque. Si existiese y fuera del Yunque yo le diría. Lo que es cierto es que a Guanajuato siempre se nos ha marcado por una tradición muy apegada a una doctrina social de la iglesia, que es muy afín a la del Partido Acción Nacional, hablando en términos claros, y en ese sentido se nos ha tachado de mochos.

___ Usted fue seminarista.
___ No tengo empacho ni problema en decirlo, yo fui seminarista nueve años, soy de una familia tradicional, católica y a mí me da mucho gusto de dónde provengo, una familia de clase media, de agricultores, mi padre fue migrante. Es una familia de valores y en ese sentido a mí siempre me asociaban: ‘seminarista, familia conservadora, es del Yunque’. No, yo soy católico estándar, normalito. Esa es la asociación que se hace y sobre todo en estos estados del Bajío, Guanajuato, Querétaro y Aguascalientes, siempre nos señalan como más conservadores.

___ ¿Tiene antepasados cristeros?
___ Sí, mis papás son de San Julián, Jalisco, la zona de Los Altos donde se dio la Revolución Cristera y muchos de ellos —se llamaba la Reconcentración— tenían que migrar. Las señoras, las mamás tenían que refugiarse y venían a León, por eso hay una gran influencia de Los Altos de Jalisco aquí en esta zona. Un tío abuelo nos hablaba de las batallas que se libraron, uno de ellos hacía de enfermero. Nos contaba cómo escondían a los sacerdotes en las barrancas, cómo los tenían que camuflajear, disfrazar a veces hasta de mujeres, para poderlos cuidar en ese entonces del ejército. Es más, todavía hay cabalgatas cristeras, se llama la Guardia Nacional Cristera que ya es un asunto más de tradición, de recuerdos. Se juntan. Hay dos o tres que quedan de los más viejitos. Pero sí hay un recuerdo muy claro de la Cristiada.

___ Usted mantiene sus valores.
___ No puedo hacer a un lado mis raíces, pero es un mundo mucho más moderno, más actual donde tenemos que convivir todos, tenemos que trabajar para todos, no debe segregarse, señalarse, ni hacer a un lado a nadie. Tenemos que estar integrados. Hablamos de un mundo porque ya no es León, la región Guanajuato, Querétaro, Aguascalientes, estamos inmersos en el mundo y la visión tiene que ser de carácter global.

___ Aquí en Guanajuato ya se le ve como precandidato a la Presidencia de la República
___ Yo estoy muy concentrado en Guanajuato. No puedo distraerme, son inversiones muy importantes las que se están generando que merecen estar ahí de tiempo completo, atento.

Yo sueño con dejar para el 2018 un Guanajuato con la menor tasa de desempleo registrada —ya la tenemos ahora, pero todavía más— en la historia del estado, con la mayor cobertura en la educación.

Estamos haciendo un esfuerzo extraordinario en educación, para que todos los niños y jóvenes estén en la escuela. Hemos ampliado la cobertura en educación media superior y sobre todo con pertinencia educativa: que estudien ingeniería, mecánica, robótica, mecatrónica, nanotecnología, farmacéutica, aeronáutica.

Algo que no veíamos hace diez años: el porcentaje de estudiantes en ingenierías ya es más alto que el de las carreras tradicionales, comparado con la media nacional. Guanajuato está adelante. Ahora les preguntas a todos los niños y la mayoría quiere ser ingeniero.

___ ¿Qué opina de la decisión de Margarita Zavala de hacer pública su aspiración a la presidencia?

___ Cada quien toma sus decisiones, es una aspiración muy legítima y la verdad es que es una excelente mujer.

___ ¿La ve como presidenta?

___ Es muy temprano todavía para ello, pero yo le reconozco muchas cualidades, es una mujer prudente, inteligente, no ha sido de escándalos que es el común denominador en esos niveles. Es una mujer que ha labrado políticamente su propia imagen y al interior del partido la conocemos de muchos años. Antes de que el presidente Calderón estuviese en esos niveles, Margarita siempre ha estado ahí. Yo creo que es un excelente prospecto, es muy temprano todavía para adelantar más, simplemente respetar su decisión.

___ Pasando al tema de seguridad. ¿Cuál es la situación de Guanajuato? ¿En qué etapa va el programa Escudo?

___ El tema de seguridad es un asunto de todos los días. Guanajuato no es ajeno a esta dinámica, pero aquí hay un buen trabajo de coordinación entre el Ejército, las distintas instancias de seguridad federal con las estatales y municipales. Cada 15 días presido reuniones de coordinación.

En Guanajuato nosotros actuamos de manera indistinta contra la delincuencia, no por ser del orden federal dejamos de actuar. Delitos que se presentan, nosotros tenemos que trabajar en ellos. Hay una policía muy profesional.

Las fuerzas de seguridad del estado se han profesionalizado, generan mucho respeto entre la ciudadanía y la Procuraduría de Justicia del estado está a la vanguardia. Hacen una muy buena mancuerna, trabajamos mucho con inteligencia y en parte de esta estrategia de seguridad nos ayuda el programa Escudo que es aprovechar la tecnología a través de las cámaras para literalmente cubrir todo el estado. Para nosotros ha sido una gran herramienta. El programa está al 100 por ciento de como lo planeamos, tenemos casi 400 kilómetros de fibra óptica, la red más grande del estado y ninguna empresa lo tiene. Se le puede adicionar más tecnología, por ejemplo redes para fotomulta. En este año no se invertirá más en esta área, sino en infraestructura y equipamiento.

Ahí crecimos con la policía urbana estatal, se implementó un nuevo equipo de fuerza de seguridad, fueron otros 300 elementos adicionales, casi hemos duplicado el estado de fuerza. En el área de seguridad hay involucrados alrededor de 8 mil efectivos, entre militares policías estatales, federales y municipales.

Yo sueño con dejar para el 2018 un Guanajuato con la menor tasa de desempleo registrada en la historia del estado, con la mayor cobertura en la educación.