Bajío

Municipio de Querétaro concesionará servicios

La recolección y tratamiento de basura quedará en manos particulares; descarta Marcos Aguilar conflictos con concesionarios como el que se registra en San Luis Potosí con Vigue Red Ambiental
SIRSE ROSAS
04 marzo 2016 8:8 Última actualización 04 marzo 2016 8:11
basura querétaro

En el servicio de recolección de basura la administración municipal eroga 131 millones de pesos al año. 

QUERÉTARO, Qro. La concesión a particulares de los servicios de recolección, tratamiento y separación de basura, el arrendamiento de luminarias tipo Led, parquímetros y un sistema de bicicletas compartidas son los proyectos en los que trabaja el gobierno municipal de Querétaro.

El objetivo es no sólo mejorar y optimizar la prestación de los servicios públicos y elevar la calidad de vida en la demarcación; sino obtener ahorros por alrededor de 10 millones de pesos anuales.

El vocero de la administración municipal, Joaquín Escamilla, detalló que el arrendamiento de luminarias responde a la necesidad de modernizar este sistema en la demarcación, ya que anualmente representa una erogación de 146 millones de pesos y se cuenta con lámparas de vapor de sodio que además de ser de baja calidad, emiten alrededor de 15 mil toneladas de dióxido de carbono al año y consumen cerca de 35 millones de kilowatt-hora anuales.


Con el arrendamiento, la demarcación estaría sustituyendo 57 mil luminarias por tecnología Led, con lo que mejorará la calidad de luz e incrementará 10 veces su vida útil. Con esta adopción, el costo anual quedaría en alrededor de 90.6 millones de pesos, lo que representa un ahorro de más de 56 millones de pesos anuales.

RECOLECCIÓN DE BASURA


Hoy en día el servicio de recolección de basura se percibe como de buena calidad por parte de la ciudadanía; sin embargo, se prevé que en los próximos tres años se incremente la demanda hasta en 40 por ciento, lo que representa aumento en el gasto, además de que no se tendría la capacidad de atención en los mismos niveles de eficiencia y calidad.

Este incremento sería producto de dos circunstancias: la entrega al municipio de 209 fraccionamientos y un incremento en la población del 7 por ciento.

En la actualidad el municipio recolecta 270 mil toneladas de basura y otras 110 mil son captadas por particulares que atienden esos desarrollos que no han sido entregados, pero que eventualmente lo van a hacer.

Para dotar de este servicio, la demarcación eroga anualmente 131 millones de pesos; adicionalmente, al menos el 30 por ciento de las 143 unidades recolectoras han superado por mucho su vida útil, la cual es de alrededor de ocho años, pero existen unidades que son modelos 84.

La inversión en remodelación de estos camiones representaría al menos 50 millones de pesos, lo que no implicaría incrementar la capacidad de recolección, sino mantener la que actualmente se tiene.

Adicionalmente, la prestación del servicio actual implica el uso de cuatro inmuebles que ya forman parte de la mancha urbana y que además de implicar un costo alto, representan un riesgo para la salud.

En la actualidad toda la basura es enviada al relleno sanitario y no se cuenta con una planta tratadora de residuos sólidos.

En 2006, el municipio intentó mitigar el riesgo al poner en marcha una planta separadora de basura; pero durante nueve años únicamente recicló 0.25 por ciento de la basura generada. La planta tiene dos años en desuso.

Proponemos que se lleve a cabo una licitación pública para contar con este servicio de inmediato, concesionando el tratamiento y separación de la basura a un plazo que permita transferir al final de este periodo, tanto la tecnología como la operación al municipio, cumpliendo con la ley y obteniendo beneficios económicos y ecológicos”.

Con los ahorros generados por una mejor disposición de la basura en el relleno sanitario, se estima que en el tiempo dos servicios van a poder brindarse con el mismo presupuesto que se está gastando hoy.

CANDADOS EN EL CONTRATO

Al ser cuestionado sobre cómo se garantizará que no ocurra en Querétaro lo que hoy sucede en San Luis Potosí con el servicio concesionado de recolección –una disputa entre la empresa y el Ayuntamiento-, el alcalde Marcos Aguilar Vega aseguró que se establecerán candados en las concesiones que impidan que el contrato se vuelva un asunto político.

Además, aseguró que se vigilará que sean diferentes empresas las que obtengan cada una de las concesiones, evitando así escenarios de corrupción; es decir, que la empresa que hoy tiene el relleno sanitario no podrá ser la misma que tenga la planta tratadora y separadora, ni tampoco la misma que tenga la recolección.

“El caso de San Luis Potosí, más que un tema de incumplimiento de la empresa, me parece que es una condición de carácter político; no tiene que ver con un aspecto técnico. La empresa que prestaba el servicio en este lugar también lo hace en otros 15 municipios.”

“Lo grave de esto es que no existan candados en una concesión y permitan que un presidente municipal pueda llegar y tomar una decisión que no sea apegada a la ley, que no proteja una inversión ni garantice la prestación de un servicio. Tienen un conflicto serio, pero yo no me atrevería a decir que es por una responsabilidad de la concesionaria.
Por eso debemos tener candados que lo garanticen en la norma, en las bases de licitación y en el contrato, para evitar que se presente una circunstancia de esas.”.

Detalló que un candado que se pondrá en Querétaro será que en caso de que se quiera terminar el contrato, éste deberá tener el mismo número de votos que tuvo para otorgar la licitación; es decir, por lo menos 15 votos, lo que representa la participación mínimo de dos partidos políticos.