Bajío

Migración aumentará la demanda de vivienda en Querétaro

El presidente de la AMPI, Pedro Roberto Reyes, dijo que hay polos de desarrollo que pueden absorber el inminente flujo migratorio, aunque consideró que lo importante es planear y ordenar el crecimiento del desarrollo urbano.
Alan Contreras
29 septiembre 2017 9:6 Última actualización 29 septiembre 2017 9:6
vivienda querétaro

Vivienda Querétaro

La migración hacia Querétaro derivado de los sismos pasados incrementará la demanda de vivienda en el estado, para lo cual ya están preparados algunos municipios como El Marqués y Huimilpan, aseguró el presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), Pedro Roberto Reyes.

Señaló que hay polos de desarrollo que pueden absorber el inminente flujo migratorio, aunque consideró que lo importante es planear y ordenar el crecimiento del desarrollo urbano, para evitar que se generen fraccionamientos en las periferias de los municipios, donde es difícil para las autoridades llevar servicios.

“Es el momento adecuado para decir que se nos viene un movimiento migratorio importante y vamos a planear cómo recibir este flujo y empezar a considerar situaciones como el crecimiento vertical y la redensificación de varias zonas, sobre todo al centro del municipio de Querétaro”, indicó.


Pedro Roberto Reyes refirió que AMPI está haciendo un análisis del movimiento migratorio que se presentó en 1985 hacia el estado y el que se presentará esta ocasión.

“Tomando en cuenta que son tiempos distintos, las familias son diferentes y las composiciones de las familias son distintas, la gente que vivía en aquel año era más joven y hoy día es de otra edad.”

En este sentido, refirió que se harán de información estadística para identificar cuántas familias podrían venir al estado, información que presentaría la asociación en el Foro Inmobiliario que llevarán a cabo en noviembre próximo.

Pedro Reyes refirió que existe oferta suficiente de vivienda, sobre todo vertical, en la Zona Metropolitana para atender la demanda.

Estimó que la migración de ahora puede ser menor que la del 85; sin embargo, la actual generaría más demanda de unidades porque las familias están formadas por menos personas y casi cada una de éstas buscará un lugar dónde vivir.