Bajío

Microindustria queretana prevé contracción económica en 2017

La coyuntura internacional y sus efectos en el tipo de cambio y las tasas de interés, así como el incremento en las tarifas de energía eléctrica, hacen prever un primer trimestre cuesta arriba.
Alan Contreras
17 noviembre 2016 12:1 Última actualización 17 noviembre 2016 12:34
maquinaria industria del calzado

Las micro y pequeñas empresas tendrán que limitar sus inversiones en maquinaria. [Archivo]

Para el primer trimestre de 2017 la Asociación de Microindustrias de Querétaro (Amiqro) prevé un periodo de contracción económica para sus agremiados, como consecuencia de la coyuntura internacional y sus efectos en el tipo de cambio y las tasas de interés, así como el incremento en las tarifas de energía eléctrica.

Beatriz Hernández, presidenta de Amiqro, dijo que las empresas tendrán que asumir prudencia en el gasto para no adquirir deudas que después no podrían pagar. “Podríamos ahorcarnos si nos vamos a esquemas de financiamiento”.

Por lo pronto, las micro y pequeñas empresas se han visto obligadas a iniciar una etapa de renegociación de precios con sus clientes.


 El aumento de los costos de las compañías dificultará su crecimiento en el siguiente año y por consiguiente la generación de empleo, añadió.

Comentó que la volatilidad en el tipo de cambio impide a las empresas definir con facilidad sus precios, y estandarizarlos en un periodo de dos o tres semanas.

“Se buscan promedios y se toma un parámetro mayor en caso de que suba el precio del dólar. Todo provoca un encadenamiento de aumentos, algunos justificados y otros no”, refirió la empresaria.

“Las inversiones tienen que ser muy analizadas, tienen que definirse como un mercado seguro, en infraestructura y máquinas que puedan aportar al valor del producto”, indicó.

Aseguró que la Amiqro buscará que se generen normativas que obliguen a las empresas extranjeras que invierten en el estado a dar prioridad a la proveeduría local, así como reducir el tiempo de pago, pues llega a prolongarse hasta a 90 días.

Posponen proyectos

Beatriz Hernández expuso que otro factor que afecta a las microindustrias es la decisión del sector autopartes de posponer sus nuevos proyectos de innovación al próximo año, afectando a la pequeña y micro industria del estado que normalmente puede participar con proveeduría.
Dijo que es común la tendencia de la industria de disminuir su actividad al final del año, pero en esta ocasión además se suma la espera para identificar cuál será el entorno macroeconómico internacional que se presentará en 2017, luego del proceso electoral en Estados Unidos y la decisiones de la Reserva Federal.
Expresó que la micro industria en la entidad, en lo general, realiza maquinados para moldes, inyección de plástico, termo formados, entre otras acciones, que ofrece a las empresas extranjeras.
“Los proyectos que no tuvieron visto bueno en septiembre, ya es muy difícil, que se presenten en estos meses. En agosto y septiembre las empresas extrajeras comenzaron a desacelerarse respecto a proyectos nuevos, lo que es de línea sigue trabajando”, expresó Beatriz Hernández.
La empresaria que representa a las micro industria de la entidad mencionó que las compañías extranjeras instaladas en Querétaro también retrasaron la decisión de definir nuevos proveedores para el siguiente año.
“Nos dicen, si está muy interesante, está muy bueno, pero si quieres lo revisamos en enero. De plano todo lo están agendado para el siguiente año”, indicó.
Las anteriores situaciones provocan que la micro industria no pueda cumplir sus metas planteadas y en consecuencia sus ganancias se verán reducidas al final del año.
Agregó que muchas microempresas han desacelerado su actividad debido a la incertidumbre, toda vez que no saben qué sucederá con la paridad cambiaria y el comercio exterior.
“A veces estamos en círculos viciosos o de temor. No se quieren endeudar, pues no saben si hacerlo en dólares o pesos, y si subirán las tasas de interés. Es normal que el empresario dude si toma el compromiso o no con el cliente”, lamentó.