Bajío

Loyola y Domínguez, las cartas fuertes rumbo a la gubernatura queretana

El próximo 7 de junio, en Querétaro, se renovará la gubernatura, los 18 ayuntamientos y las 25 diputaciones locales. En la contienda sólo hay dos rivales fuertes: los Partidos Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI).
Francisco Flores Hernández
29 enero 2015 12:36 Última actualización 29 enero 2015 13:28
Loyola y Domínguez

Loyola y Domínguez. Puntean en la carrera por la candidatura.

Roberto Loyola Vera, por el PRI, y Francisco Domínguez Servién, por el PAN, se perfilan como los futuros candidatos entre los que se definirá la gubernatura de Querétaro en las elecciones del próximo 7 de junio.

En el caso del PRI, partido en el gobierno que recuperó la plaza en 2009, tras dos sexenios consecutivos del PAN, todo indica que el candidato a gobernador será el presidente municipal de Querétaro, Roberto Loyola Vera, considerado el delfín del actual mandatario estatal, José Calzada Rovirosa.

Desde finales de diciembre, iniciaron los movimientos al interior del PRI estatal para colocar en la dirigencia las piezas para operar lo que será la candidatura de Loyola Vera.



Primero, se quitó como dirigente estatal a Tonatiuh Salinas Muñoz, quien a pesar de que ya tenía escasas posibilidades por ganar la candidatura a gobernador, continuaba empeñado por seguir en la carrera del 2015.

A la dirigencia estatal del PRI llegó Mauricio Ortiz Proal, hombre cercano a Loyola Vera y exsecretario de Gobierno en la administración capitalina. El nuevo presidente de este partido es hijo del expresidente nacional del tricolor y ex candidato a gobernador en Querétaro, Fernando Ortiz Arana.

Loyola Vera también colocó a su extesorero, José Antonio Ávila Arvizu, como nuevo secretario de finanzas del PRI estatal. Con ambas designaciones, se fortaleció la operación política y financiera del actual alcalde de Querétaro, quien además es hermano del exgobernador panista Ignacio Loyola Vera.

A pesar de que no hay más aspirantes con peso político en el PRI de Querétaro que puedan obtener la candidatura a gobernador, todavía se dice que tienen esperanzas el expresidente municipal de Querétaro, Jesús Rodríguez y el coordinador de los Diputados locales del tricolor, Braulio Guerra.

En el Partido Acción Nacional, casi todo indica que el panorama está definido a favor del senador y expresidente municipal de Querétaro, Francisco Domínguez Servién.

Sin embargo, con los recientes cambios en el Partido Acción Nacional, donde retomó la dirigencia Gustavo Madero y la disputa con el expresidente Felipe Calderón, surgió nuevamente la posibilidad, aunque sea mínima, de que Ricardo Anaya busque ser candidato a gobernador por el PAN.

Sobre todo porque Domínguez es identificado políticamente con el grupo calderonista por su cercanía con Ernesto Cordero.

En Acción Nacional no habrá elecciones internas, el Consejo Estatal decidió que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) nombre al candidato a gobernador por designación directa. Esto debe ocurrir en los próximos días.

Con pocas posibilidades se menciona a la senadora, Marcela Torres, esposa del exgobernador, Francisco Garrido, quien además forma parte del grupo de Ricardo Anaya y de Gustavo Madero.

Luego de perder el gobierno estatal en 2009, el PAN ganó en 2012 las elecciones federales, además de que obtuvo en el estado el triunfo para Josefina Vázquez Mota.

Ahora, sin embargo, corre el riesgo de llegar dividido por la forma en que se dio la renovación de su dirigencia estatal, debido a que el grupo de Ricardo Anaya, por medio de José Báez -que busca reelegirse- publicaron la convocatoria al inicio del periodo vacacional decembrino y después nombraron a una interina que no es reconocida por todos los grupos.