Los emprendedores y la motivación por el logro
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Los emprendedores y la motivación por el logro

COMPARTIR

···
Bajío

Los emprendedores y la motivación por el logro

Un emprendedor necesita tener una visión clara de adonde quiere llegar, y el lograr este objetivo es el principal motivador para que siga el camino y establezca metas aún más retadoras.

Rafaela Bueckmann Diegoli*
22/12/2017
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

En estos días de fin e inicio de año, uno se pone a revisar los objetivos logrados y por lograr, así como a establecer las metas para el nuevo año. Esta actividad tan común es especialmente importante para los emprendedores.

En la década de los sesenta, el psicólogo americano David McClelland afirmó con base en sus investigaciones, que el principal motor para la motivación de los empresarios de éxito es el logro.

Es decir, un emprendedor necesita tener una visión clara de adonde quiere llegar, y el lograr este objetivo es el principal motivador para que siga el camino y establezca metas aún más retadoras.

En investigaciones posteriores también se ha encontrado que la motivación para el logro está por detrás del éxito de muchos gerentes y directores de alto desempeño.

Dada la importancia del tema, aquí están las condiciones que incrementan los beneficios de establecer y lograr objetivos:

___ Tener la habilidad y/o conocimiento para lograr el objetivo, o los medios para adquirirlo. Establecer metas imposibles tiene el efecto contrario y es altamente desmotivador.

___
Comprometerse con la meta, y la mejor manera de hacerlo es compartirla con terceros, generando un compromiso común.

___ Dar seguimiento, revisar el avance en el logro de la meta de manera periódica y solicitar retroalimentación.

___ Si el objetivo es demasiado complejo o ambicioso, establecer metas intermedias.

Establecer objetivos es una actividad bastante retadora para la mayoría de las personas, tanto a nivel profesional como personal.

Primero, implica confrontarse con la situación actual que se está viviendo. Es decir, mirarse al espejo y darse cuenta de aquellos aspectos de la vida de uno que no son completamente satisfactorios. Luego, es necesario darse a la difícil tarea de hacerse responsable del cambio que uno quiere ver en su vida. Ser protagonista, en lugar de víctima.

Al aceptar estos desafíos, hay suficiente evidencia para sugerir que el próximo año será motivador y lleno de realizaciones.

*Directora regional del Instituto de Emprendimiento Eugenio Garza Lagüera del Tecnológico de Monterrey
rdiegoli@itesm.mx

,