Llegó la hora de cambiar el Congreso
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Llegó la hora de cambiar el Congreso

COMPARTIR

···
Bajío

Llegó la hora de cambiar el Congreso

Los legisladores potosinos han dado una verdadera cátedra de todo lo que no se debe hacer en el servicio público.

Luis Fernando Gámez Macías*
08/01/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Mucho se ha dicho de la actual Legislatura en los medios de comunicación, y no es para menos, los legisladores potosinos han dado una verdadera cátedra de todo lo que no se debe hacer en el servicio público.

Hace unos días platicaba con un veterano periodista, de los que en el argot periodístico llaman ‘La Vieja Guardia’ y me decía, que “cada legislatura supera a la anterior, pero en diatribas, sandeces y escándalos. Sin embargo, esta Legislatura en particular, ha tocado fondo”. Es evidente que el Congreso del Estado no ha estado a la altura de las circunstancias, ni dentro, ni fuera del salón de sesiones.

Indudablemente quedaron a deber a sus electores, pues no sólo se han caracterizado por no legislar a favor de los potosinos, sino que además han dejado de lado los temas más importantes para los ciudadanos, han cometido todo tipo de pifias, desde bailar y ridiculizar la labor de los congresistas, gritar desaforadamente en la tribuna, enfrentarse verbalmente en el pleno, sacar a relucir pancartas, y encarar (cual pleito pandillero) al público que asiste a las sesiones del Poder Legislativo que se ha convertido hoy por hoy, en una verdadera pista de circo.

Mientras que la sociedad potosina avanza hacia un lado y requiere mejores servicios públicos, promoción y desarrollo de nuestro estado, capitalizar el crecimiento industrial que ha llegado a la entidad para traducirlo en empleos mejores pagados y oportunidades de crecimiento para todos. Pareciera que esta Legislatura ha caminado hacia el otro lado, y es indigna de la actividad política misma, que se desmorona a pedazos, cada jueves en el salón de sesiones.

Pero, afortunadamente llegó la hora de renovarlos, sin embargo, como habitantes del territorio potosino necesitamos hacernos una pregunta: ¿Por qué clase de personajes los vamos a cambiar? Hace tiempo que llevo expresado en diversos foros académicos, sociales y de política misma, que es tiempo de renovar la función pública. Es necesario pugnar porque el servicio público sea altamente productivo y plenamente humano. Es decir, exigir la profesionalización de nuestros servidores públicos, pero con una óptica puramente humana, tendiendo la mano a quién más lo necesita.

Hoy que nuestro país está sumido en la desigualdad y conviven dentro del territorio nacional 53.4 millones de pobres (Coneval), hoy que nuestro estado está sumido en una crisis de inseguridad, y hoy que el Poder Legislativo y el Poder Judicial carecen de credibilidad, es necesario dignificar la política y el único camino es renovar los espacios de poder político con sangre nueva, porque “no hay chango viejo que aprenda maroma nueva”.

Ahora que recién comienza el año, el optimismo ciudadano debe enfocarse en el cambio político que puede vivir el Estado en 2018, por ello debemos convocar a una gran participación social, para renovar las 27 curules locales con los mejores personajes para cada una de ellas, no hay tiempo para la apatía.

Aprovecho para desearte un 2018 lleno de éxito, paz y bienaventuranza, para ti y los tuyos, recibe un afectuoso abrazo. Hasta la próxima.

*Regidor en Soledad de Graciano Sánchez, SLP.
@lfernando gamez

,