Bajío

Lintel construirá tres parques industriales 
en el Bajío

Con una inversión de aproximadamente 200 millones de dólares, Grupo Lintel construirá tres nuevos parques industriales, dos en Apaseo el Grande y uno en León, Guanajuato.
Perla Oropeza
29 octubre 2015 12:27 Última actualización 30 octubre 2015 8:18
Colinas de San Luis. Lintel

Colinas de San Luis ya tiene una ocupación de 65%. [Cortesía]

Grupo Lintel anunció que construirá tres nuevos parques industriales en el Bajío, con una inversión de aproximadamente 200 millones de dólares.

Los tres complejos, que en conjunto suman más de 660 hectáreas, estarán listos para el próximo año, cuando se espera despunten las inversiones de proveedores de las empresas BMW y Toyota.

Dos de estos parques estarán ubicados en Apaseo el Grande, Guanajuato, uno de ellos a un lado de lo que será la nueva planta de Toyota. El tercero se construirá en León y estará asentado sobre 160 hectáreas. Será el segundo de la empresa en la capital del calzado.


Lintel tiene en operación diez parques en la zona, ocho en Guanajuato, uno en San Luis Potosí y otro en Lagos de Moreno, Jalisco, en un total de 2 mil hectáreas, que han significado una inversión de 600 millones de dólares. Con los nuevos desarrollos, cerrará el próximo año con 13 parques.

En la actualidad, de 70 a 80 por ciento de los clientes son proveedores del sector automotriz, la mayoría de origen japonés. Las empresas asentadas en los complejos fabriles han invertido o invertirán en un futuro inmediato aproximadamene dos mil millones de dólares.

Miguel Barreda, director de Operaciones de Lintel, dijo que la expectativa para los próximos años es de crecimiento. “Todos los parques tienen una vocación, pero lo que está aquí y el hoy es la industria automotriz y se siguen anunciando proyectos para los próximos años. BMW y Toyota están por llegar y la oleada de inversiones va a seguir.”

Expuso que el Bajío es uno de los mercados “más congruentes y consistente” en el precio de la tierra, en el precio de la construcción y por supuesto en los arrendamientos. Por ejemplo, un edificio multiusuario sigue desde hace varios meses en un rango de precios de 3.80 a 4 dólares el metro cuadrado, pero la diferencia serán las mejoras que requiere el cliente.

El precio de la tierra, por supuesto, se ha elevado. Por ejemplo, comentó, “en Colinas de San Luis hace tres años costaba 34 dólares por metro cuadrado y ahora estamos cerrando operaciones a 40 dólares por metro, pero es un parque ya consolidado y maduro, 65 por ciento está ocupado, pero sigue siendo muy competitivo en comparación, por ejemplo, con mercados como Querétaro, que está por arriba de 50 dólares o 60”.

Sostuvo que a pesar de la creciente oferta de naves y parques industriales en la región Bajío, lo importante es que Lintel ofrece mejores condiciones. “Cualquiera de nuestros parques regionales tienen mejor infraestructura, accesos, conectividad y valen lo mismo o menos que algunos otros de la localidad o de entidades como Querétaro y Nuevo León.”