Bajío

Lento avance en combate contra el comercio informal en Querétaro

El estado registra una informalidad laboral, en general, de 44.3 por ciento respecto a la población ocupada, de acuerdo con los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).
Lucero Almanza
05 diciembre 2016 22:40 Última actualización 06 diciembre 2016 5:35
Comercio informal

Comercio informal

QUERÉTARO, Qro.— Los resultados contra el comercio informal en el estado, sobre todo en la Zona Metropolitana de la capital, han sido lentos, ya que en los últimos meses sólo se ha logrado abatir el problema en un 3 o 4 por ciento, advirtió el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco) local, Gerardo de la Garza Pedraza.

“Hubo un buen avance con el golpe directo que se dio en la Alameda, pero ya después, de ahí se ha frenado”, dijo en entrevista. “Fue un buen avance como imagen de la ciudad, como un sector importante, pero si lo cuantificamos en cantidad el porcentaje es muy pequeño.”

El estado registra una informalidad laboral, en general, de 44.3 por ciento respecto a la población ocupada, de acuerdo con los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Esto significa aproximadamente 342 mil 467 personas.


 El nivel de informalidad en Querétaro se ha mantenido sin mucho cambio en los últimos meses, según la información del organismo, a pesar de los esfuerzos de las autoridades municipales por atender la situación.

El presidente de la Canaco local mencionó que en el operativo que se llevó a cabo en la Alameda Hidalgo, en junio pasado, se cerraron alrededor de 350 locales, cuando hay un universo de 12 mil comercios informales en Querétaro.

“La idea era esperar más resultados inmediatos, aunque no debe de ser una tarea fácil para el municipio”, reconoció De la Garza.

Por ello, aseguró que desde la Cámara se impulsan diversas acciones para apoyar en la formalización de la actividad comercial.

Agregó que en Querétaro hay alrededor de 40 mil comercios y de estos 12 mil son informales, así que en esa proporción la problemática se mantiene.

Por ello, insistió que como cámara empresarial, ellos trabajan en programas para invitar a quienes se encuentran en la actividad informal a regularizar su operación y facilitarles ese proceso.

En tanto, reiteró su llamado a las autoridades correspondientes a que trabajen en la legalización de estos comercios.

“El municipio, desde su trinchera está trabajando, con operativos, porque no es fácil”, sostuvo. “Llegan a zonas conflictivas donde hay problemas de ambulantaje, así que lo que queda es mostrar a las personas cuáles son los beneficios de estar en la formalidad y apoyarlos para que legalicen sus actividades.”