Bajío
OPINIÓN

La modernidad líquida y #FuerzaMéxico

México necesita contar con instituciones fuertes, creíbles, consistentes, que den certidumbre y seguridad a la ciudadanía y que no siembren dudas.
Joel Ángel Bravo Anduaga*
15 noviembre 2017 10:58 Última actualización 15 noviembre 2017 11:2
Fuerza México

#FuerzaMéxico

Zygmunt Bauman, el sociólogo de origen polaco y recientemente fallecido desarrolló el término de modernidad líquida para explicar a la sociedad actual. Bauman caracterizó a varios fenómenos sociales con características que los hacen “líquidos”, “desechables”, “provisionales” y que a la larga agota al ser humano.

En México, lo provisional nos es recordado en cada momento. Hace poco más de un mes los terremotos nos mostraron nuestras vulnerabilidades y debilidades frente a la naturaleza. Casas, departamentos, construcciones dejaron de existir, pero también proyectos, sueños e ilusiones. No es que antes no existieran terremotos, tormentas, tsunamis, etcétera, sino que cuesta mucho trabajo superar y trascender situaciones como las anteriores si no hay un trabajo en equipo.

Por ejemplo, el conjunto de iniciativas para la reconstrucción denominado “Fuerza México”, tiene como objetivo mantener la solidez en la sociedad mexicana, situación deseable para nuestra sociedad sin lugar a dudas. El problema es que la parte de fortaleza y solidez que le corresponde a nuestras autoridades no está del todo presente.

Por citar solamente un ejemplo, la reciente destitución del titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) muestra debilidad y no fortaleza para una institución que será determinante en la próxima contienda electoral. México necesita contar con instituciones fuertes, creíbles, consistentes, que den certidumbre y seguridad a la ciudadanía y que no siembren dudas. Podemos enumerar varios ejemplos, pero no es el caso ni hay espacio. Más bien es importante abonar más en una real fortaleza, que trascienda y que realmente dote de fuerza a México, pero como unidad, en donde gobierno y sociedad construyan la solidez.

Bauman señalaba en una entrevista que mucha gente quiere el cambio, con muy buenas ideas para mejorar el mundo. Sin embargo, añadió que en la sociedad actual existe la paradoja de que somos más libres pero también más impotentes que en ningún otro momento de la historia, pues ahora sufrimos la falta de agentes, de instituciones colectivas capaces de actuar efectivamente. Cabe destacar que no lo dice el que escribe estas líneas, lo señaló el sociólogo polaco. ¿Será que nuestra clase política está empeñada en darle la razón a Bauman? Seguramente lo leyeron.

*Profesor de la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno del Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro.
abravoa@itesm.mx