Bajío
entrevista
Luis Ugalde Monroy, “padre” de las cajas populares en Querétaro

“La mayoría de las cajas populares son traidoras al espíritu cooperativista”

Nacido el 22 de septiembre de 1925 en la ciudad de Querétaro, Luis Ugalde Monroy ha sido fundador de la mayoría de las cajas populares del estado. Convencido de los beneficios que da el cooperativismo a la sociedad, critica a quienes sólo piensan en la ganancia y convierten al socio en cliente.
Francisco Flores Hernández
14 diciembre 2014 23:23 Última actualización 15 diciembre 2014 7:55
Luis Ugalde Monroy, "padre" de las cajas populares de Querétaro. Foto: Fabián García.

Luis Ugalde Monroy dice que es un error pensar que las cajas populares son iguales que los bancos. Son de naturaleza distinta y se miden con diferentes parámetros.  (Fabián García)

QUERÉTARO, Qro.—A sus 89 años, Luis Ugalde Monroy, considerado el padre de las cajas populares en el estado, sigue convencido de los beneficios que da a la sociedad el cooperativismo.
Expulsado del sacerdocio, vive con su esposa en una modesta casa de la calle Nicolás Campa, en el Centro Histórico de la capital queretana, donde habla de su participación en la creación de medio centenar de cajas y reprocha la pérdida del espíritu cooperativista por parte de los que manejan hoy en día esas instituciones.

___¿Cómo nacen las cajas populares en Querétaro?
___ Las cajas populares nacieron en México impulsadas por el Secretariado Social Mexicano de la Iglesia Católica, a efecto de que el pueblo encuentre una respuesta a la necesidad del crédito fácil, barato y accesible, ante la proliferación de agiotistas.

Por ejemplo, Caja Libertad nació el 5 de junio de 1960 en el anexo de las escaleras del templo de la congregación en Querétaro, ahí nos reuníamos.

___ ¿De dónde viene el modelo?

___ El esquema de las cajas populares proviene de Europa, pero a México llegó de Canadá, principalmente a Querétaro y los estados de México, Jalisco, Guanajuato, San Luis Potosí, Aguascalientes y Michoacán.

___¿Por qué impulsó la iglesia la formación de cajas?
___ Nosotros como sacerdotes fuimos promotores de la formación de cajas populares, nunca fuimos directivos. La iglesia promovió las cooperativas de ahorro, porque Jesucristo tiene un mensaje de amor y las cajas populares son sociedades de amor, no de dinero, su objetivo es el servicio al hombre.

Es más digno que la propia gente se ayude unos con otros por medio de las cajas que dar limosna a los más necesitados. Esa es la mejor caridad.

La jerarquía eclesiástica de aquellos años apoyaba la formación de cajas populares, pero con el transcurrir de los años la política cambió y actualmente ya está desligada de las cooperativas de ahorro, pero lo que es un hecho es que el clero en México promovió las cajas.

___¿Qué opinión tiene de las cajas actuales?
___ Las mayorías de las cajas populares son traidoras al espíritu cooperativista, debido a que se han preocupado más por hacer dinero que por apoyar la economía de la comunidad, se roban el trabajo que hicimos.

Por naturaleza una caja popular es cooperativa, figura que indica ayuda mutua, a diferencia del banco o las sociedades financieras, que su único fin es hacer dinero y negocio.

En México el esquema de las cajas ha sido corrompido porque sólo piensan en la ganancia, en crecer y beneficiarse con el lucro y al socio lo están convirtiendo en cliente.

Un banco o una empresa financiera se mide por montos económicos, en cambio el éxito de las cooperativas se mide con parámetros de desarrollo humano, es decir, cuántos de sus socios han logrado tener un estatus económico que responde a su nivel de necesidades y yo creo, con base en ello, que la mayoría de las cajas se ha desvirtuado.
Es un error considerar que las cajas populares son igual que los bancos, ambas tienen una naturaleza distinta y por lo tanto se les debe medir con parámetros diferentes.

___¿Cómo es que usted vive de manera muy modesta mientras las cajas que ayudó a fundar tienen hoy mucho dinero?
___ Cuando yo inicié la semilla de formar las cajas, jamás me preocupé por hacer dinero, ese no era mi objetivo y por eso vivo sin lujos, de eso me siento orgulloso. Además yo jamás manejé dinero, sólo organizaba a la gente.

___¿Qué opinión tiene de los fraudes que se han presentado en esas instituciones?
___ Las organizaciones que han defraudado a sus socios ya no eran cajas, habían abandonado su espíritu cooperativista, sólo han afectado la imagen del sector, pero todavía hay cajas que conservan el espíritu para el que fueron creadas, como la Popular Mexicana y la Florencio Rosas.

___¿Cómo inicia Luis Ugalde la fundación de cajas populares?
___ Mi formación filosófica y teológica me permitió ver la economía con perspectiva de ayuda mutua, nunca estuve a cargo de una parroquia porque me dediqué a las cajas populares, esa fue la misión que me encargó la iglesia, al designarme como asesor de obras sociales.
Mi tarea no era sólo organizar la formación de cajas, sino también auxiliar en todo tipo de obras sociales y eso incluía estar con la gente de las cajas. En esas actividades no llegaba a ordenar, ellos me decían qué era lo que querían.

___¿Hubo muchos sacerdotes en esta actividad?
___ Fuimos muchísimos en la iglesia los que participamos en esta tarea, éramos alrededor de 130. Precisamente el Secretariado Social fue un órgano oficial del episcopado para el desarrollo de organizaciones sociales y la gran mayoría de todos ellos ya murió.

___ ¿Qué opinión le merece que a usted se le considera el padre o fundador de las cajas en Querétaro?
___ Hubo una gran cantidad de sacerdotes involucrados en esta actividad, pero es cierto, así me reconocen porque todas las cajas, incluidas las que se transformaron en otra figura, fueron promovidas por mí, yo lideraba el proyecto.

___ ¿Usted sale de la iglesia pero no se aleja de las cajas populares?
___ No me salí, me expulsaron. Ejercí culto por espacio de 25 años, pero al final me expulsaron por promover la formación de las cajas populares. Se dio internamente un problema político. Yo pertenecía a una visión de desarrollo económico cooperativo, que va en función del hombre, no del hombre en función de la economía.

Por ello dentro la iglesia hubo un choque de pastoral, la jerarquía consideró imprudente la formación de cajas. Eso sucedió cuando era obispo de Querétaro Alfonso Toriz Cobián, ya fallecido, mientras que el obispo de Querétaro que impulsó la formación de la cajas fue Marciano Tinajero”.

___ ¿No se arrepiente que lo hayan expulsado de la iglesia por promover la formación de las cajas?
___ No. Jamás he reflexionado a fondo el asunto, pero lo que sí te digo es que yo mantengo buenas relaciones con ellos.

“Grano_B2399"


Un banco o una empresa financiera se mide por montos económicos, en cambio el éxito de las cooperativas se mide con parámetros de desarrollo humano