Bajío

La Huasteca potosina celebra a sus muertos

En medio de comparsas y ofrendas tanto para los dioses como a los antepasados, la Huasteca potosina esta lista para arrancar la celebración del Día de Muertos en diez municipios este 1 de noviembre.
Martha Zaragoza
31 octubre 2016 13:17 Última actualización 31 octubre 2016 13:18
Día de muertos en la Huasteca

Día de Muertos en la Huasteca

SAN LUIS POTOSÍ, SL.P.- En medio de comparsas y ofrendas tanto para los dioses como a los antepasados, la Huasteca potosina esta lista para arrancar la celebración del Día de Muertos en diez municipios este 1 de noviembre, lo que se estima dejará una derrama económica global de 20 millones de pesos.

Así lo informó el secretario de Turismo, Arturo Esper, quien dijo que para este 2016 se esperan aproximadamente 30 mil visitantes para la decena de municipios, que serán provenientes además de otras zonas del estado y de otras entidades como la Ciudad de México, Tamaulipas, Nuevo León y Querétaro.

“Para las festividades de Xantolo esperamos que se alcancen los 30 mil visitantes de lugares como la Ciudad de México, a donde fuimos a promover, además de Tamaulipas, Nuevo León y Querétaro, que dejarán una derrama económica de 20 millones de pesos y una ocupación hotelera del 55 por ciento”, expresó el funcionario.


 Si bien se registra la visita de turistas de otras entidades para la celebración, la mayoría viene de otras regiones del estado, por lo que se están estableciendo estrategias con el objetivo de consolidar a este evento más representativo de la Huasteca, como uno de los más importantes del país durante las festividades del Día de Muertos.

Las actividades se llevarán a cabo en municipios como Aquismón, Axtla de Terrazas, Ciudad Valles, Coxcatlán, Huehuetlán, Matlapa, San Antonio, San Martin Chalchicuautla, San Vicente Tancuayalab, Tamazunchale, Tampacán, Tampamolon, Tamuín, Tancanhuitz de Santos, Tanlajas, Tanquian y Xilitla, donde los visitantes podrán ser testigos de velaciones, rezos, danzas, altares, ofrendas, que realizan para recibir a los muertos, tanto en los panteones y cementerios, como en casas particulares.