Bajío
ENTREVISTA
Jude García, director del Grupo MFV México.

La Feria Internacional de Franquicias inicia su historia en el Bajío

Los organizadores de la FIF exploran el mercado de la región con la Expo Franquicias, que se lleva a cabo este 15 y 16 de julio en el Querétaro Centro de Congresos.
Jude García, una de las mentes detrás de estas reuniones, habla con EL FINANCIERO de su historia, que inició hace 26 años.
SIRSE ROSAS
15 julio 2015 9:31 Última actualización 15 julio 2015 9:31
Jude García

Jude García, director del Grupo MFV México, empresa organizadora de la Feria Internacional de Franquicias. [Cortesía]

La Feria Internacional de Franquicias (FIF), considerada la número uno en el mundo por el número de visitantes, con un promedio anual de 44 mil; la tercera en presencia de marcas, después de Brasil y París; y entre el cuarto y quinto lugar en términos de metros cuadrados de exposición, explorará el mercado del Bajío con la Expo Franquicias que se llevará a cabo en Querétaro este 15 y 16 de julio.

En entrevista, Jude García, director del Grupo MFV México —empresa organizadora de la FIF— recuerda la historia de este encuentro de negocios que se remonta a 1989, cuando en el lobby de un hotel se llevó a cabo una pequeña expo en la que participaron sólo algunas marcas, entre ellas Helados Bing, Howard Johnson y Dormimundo.

___ ¿Cómo iniciaron las Ferias de Franquicias?
___ En 1989 un gran amigo mío, Quincy Barnes, que vive en San Antonio Texas, tuvo la idea de traer una muestra de franquicias americanas a México.

Al mismo tiempo, se funda la Asociación Mexicana de Franquicias, con Juan Manuel Gallástegui y varios otros consultores o abogados en la materia.

Ellos empezaron a hacer su propia muestra, en las oficinas de Canacintra, en la Ciudad de México, con marcas como Helados Bing, Howard Johnson y Dormimundo, mientras que con Quincy la hacíamos en el lobby del María Isabel Sheraton.

En 1996 adquirimos los derechos de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF) para convertirnos en un solo evento; y en ese año hicimos el primero solos, pero auspiciado o patrocinado por la asociación.

Así empezamos a trabajar con la IFA (International Franchise Association), para empezar a importar franquicias. En tanto, a finales del 95 inicia el primer boom de franquicias nacionales, con la conversión de negocios independientes al modelo de franquicias.

___ ¿Qué fue lo que siguió a este boom?
___ Fuimos creciendo paulatinamente entre 70 a 100 franquicias anuales desde el 97. Teníamos crecimientos mayores a dobles dígitos, en número de nuevas marcas, y aparte, el ingreso de franquicias extranjeras, que también vieron al mercado como interesante, entonces tuvimos un crecimiento muy rápido.
Con el Programa Nacional de Franquicias impulsado por el presidente Felipe Calderón vino el siguiente boom de las franquicias en México. El gobierno, a fondo perdido, empezó a apoyar negocios independientes, que podían hacer su modelo de negocio sin costo.

___ ¿Y esa etapa qué representó para el sector?
___ Representó generación de nuevas marcas, después, la segunda fase eran préstamos en la adquisición de franquicias, y entonces podías adquirir un crédito por medio de un fideicomiso.
Esto es lo que nos llevó a donde estamos el día de hoy.

___ Después salieron de la Ciudad de México.
___ Sí, agregamos Monterrey y después Guadalajara.
Monterrey lo tuvimos y lo quitamos hace como cinco años, porque ellos buscan mucha franquicia extranjera. México no es lo mismo aquí que allá, todo cambia, entonces de lo que nos dimos cuenta es que el regiomontano es más entrón, él lo que quiere es una franquicia regional o para todo México, una franquicia master, y esas andan entre 500 mil dólares para arriba. Él no quiere una unidad, él quiere todo.

Para nosotros no es factible ir a Monterrey, porque ellos son como cazadores, ellos van y buscan, se suben al avión, piden la cita y van y se presentan donde se encuentre la franquicia.

En Guadalajara llevamos aproximadamente 11 años ininterrumpidos.

___ ¿Qué presencia tiene la FIF a nivel internacional?

___ Posiblemente es una de las ferias de franquicias más viejas en el mundo.

La FIF a nivel internacional está considerada como la número uno, en término de visitantes, mientras que en marcas que se presentan posiblemente estemos entre el segundo y tercer lugar, pues nos ganan Brasil y París.

En términos de metros cuadrados, estamos como entre el número 3 y 4 en tamaño de exposición, porque los europeos montan mucho más grande que nosotros; la Feria de Nueva York tiene un poco de menos marcas, pero está más grande que nosotros.

Sin embargo, en visitantes nadie nos gana, con 44 mil.
Nunca hemos tenido un declive en número de visitantes, en número de expositores o en número de metros cuadrados. Siempre ha ido creciendo.

Estos últimos años no ha sido tan fuerte como en años anteriores, pero hemos crecido en todos estos términos, entre 3 a 5 por ciento, porque ya es muy difícil. Si tienes 40 mil visitantes y creces 5 por ciento, ya estamos hablando de dos mil personas.

Al tener 400 expositores, ya el crecimiento no puede ser tan exponencial, lo que intentamos es no ir en declive, por lo menos mantenernos y lograr una calidad de visitante muy alto.

___ ¿Qué tipo de visitante esperan?

___ Una persona que tenga el espíritu de emprender, de querer tener su propio negocio. Mientras quiera esto, nosotros en la feria tenemos las herramientas necesarias para apoyarlo a tomar esa decisión. Por eso una de las conferencias más importantes para mí es la de investigar antes de invertir, porque nosotros tenemos que tratar de cuidar el patrimonio del inversionista, aunque siempre el negocio es sinónimo de riesgo.

Cuando hablas con un franquiciante, es como enamorarte de un novio, te va a decir todo lo bueno, nunca te va a decir lo malo, entonces lo que debes de hacer siempre es hablar con sus franquiciatarios, para ver cómo les fue a ellos.

Para nosotros no es factible ir a Monterrey, porque ellos son como cazadores, ellos van y buscan, se suben al avión, piden la cita y van y se presentan donde se encuentre la franquicia.