Bajío

Inviable, la mayoría de las cajas solidarias

La mayoría de las cajas solidarias que no han sido regularizadas son inviables, debido a que tienen pocos socios o presentan una cartera vencida tan grande que resulta difícil fusionarlas, afirmó Alfonso Castillo Sánchez Mejorada, gerente general de la Caja Popular Cosechando Junto lo Sembrado.
Economía

La cartera vencida, el principal lastre de las cajas solidarias. (Foto: Bloomberg)

TEQUISQUIAPAN, Qro.— La mayoría de las cajas solidarias que no han sido regularizadas son inviables, debido a que tienen pocos socios o presentan una cartera vencida tan grande que resulta difícil fusionarlas.

Esto lo afirmó Alfonso Castillo Sánchez Mejorada, gerente general de la Caja Popular Cosechando Junto lo Sembrado, quien agregó que “están muy enfermas y a decir verdad no creo que nadie quiera sangre de un enfermo”.

Para poder captar recursos y colocar crédito, las cajas solidarias deben recibir la autorización por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) conforme a la Ley para Regular las Actividades de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (LRASCAP).


Se estimas que en el país existen alrededor de 105 instituciones de este tipo que no tienen la autorización del órgano regulador, y deberán desaparecer o tienen la alternativa de fusionarse con una caja más grande.

Castillo Sánchez Mejorada recalcó que el gobierno debe resolver el problema de “darle una salida ordenada a este tipo de cajas, para no afectar a los socios; aunque a decir verdad desde hace 10 años se les ha venido insistido que se regularicen”.

Las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (SCAP) autorizadas por la CNBV operan en cuatro niveles. El 1 y el 2 son las entidades más pequeñas, y es en estos niveles donde se ubican las de tipo solidario. El nivel se determina con base en el número de socios, sucursales, captación de ahorro y colocación de créditos, y entre más alto sea, es mayor la regulación.