Bajío
reportaje

Inversiones de armadoras reviven Ciudad Satélite en San Luis Potosí

En medio de la controversia, este proyecto que se pensó concluir en cinco años lleva ya más de una década. De 30 mil casas que se había planeado construir, sólo hay 4 mil 500, pero hoy en día es el único polo de desarrollo de vivienda económica.
Ciudad Satélite

Ciudad Satélite, en 2008.  En la actualidad tiene construidas 4 mil 555
casas, de las cuales están habitadas 4 mil 270 y 117 están por entregar. [Archivo El Finaciero]

Ciudad Satélite, un proyecto inmobiliario que parecía ya no tener futuro, revive 11 años después con las inversiones de las armadoras automotrices BMW y Ford en San Luis Potosí.

Este desarrollo inició en 2005, en los primeros años de gobierno de Marcelo de los Santos. La idea era construir 30 mil viviendas económicas en un terreno que se encuentra a 14 kilómetros del centro de la capital potosina, junto al cual además se construiría un parque industrial, éste con recursos privados.

Once años después sólo hay poco más de cuatro mil viviendas y el parque industrial ya ha empezado a recibir inversiones de proveedores de las armadoras de la región.


En la adquisición de los terrenos se invirtieron mil 400 millones de pesos y aún no se establece cuánto es lo aplicado en servicios como alumbrado, vialidades, escuelas, transporte, una subestación eléctrica, planta tratadora, pozos para el suministro de agua y sistema de bombeo regulado de que disponen sus residentes.

De acuerdo con titular del Instituto de Vivienda del Estado (Invies), Mauricio Ramírez Konishi, en la actualidad Ciudad Satélite es el único polo en donde se puede desarrollar vivienda económica, porque la tierra se puede vender a un precio tal que permita la construcción de casas que no excedan un monto de 310 mil pesos.

“Creemos que Ciudad Satélite es el único polo de desarrollo en lo que se refiere a vivienda económica, que puedan ser alcanzada por personas con dos, dos y medio salarios mínimos, que son la base de la pirámide del Infonavit, es de la vivienda escasa en la zona metropolitana de la capital, por eso creemos que la inversión debe ser en este lugar” dijo a El Financiero Bajío.

Es un proyecto “bien planeado, diseñado con una visión suficiente, pero lamentablemente al momento de la ejecución hubo problemas que generaron que el asunto se empantanara y no pudiera avanzar. Esto se agravó con temas como la crisis económica del 2009, que impactó de manera negativa en los dos grandes compradores de tierra de la zona, como es el caso de CYD Desarrollo Urbanos, SA de CV. y Dynamica Desarrollos Sustentables SA. de CV, lo que generó el colapso de la reserva.

A esto se suma el hecho de que el estado enfrentó un proceso ante la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), por la cual San Luis Potosí estuvo en una revisión y que provocó que no se pudieran otorgar apoyos durante varios años para este rubro, hasta que en la administración del exgobernador Fernando Toranzo se hace una negociación, que pudo quitar el castigo.

Esto permitió el pago a constructores y el rescate de 450 viviendas que hoy se están rehabilitando y vendiendo, además de 345 lotes que se estarían construyendo este año.

UNA HISTORIA ACCIDENTADA

El proyecto de Ciudad Satélite se caracterizó desde un inicio por denuncias de diversas irregularidades. Una de ellas, que el gobierno del estado, encabezado en ese entonces por Marcelo de los Santos, compró a la empresa Dintel del Centro el terreno a 40 pesos el metro cuadrado, mientras que la empresa pagó a los ejidatarios de El Panalillo sólo 12 pesos.

Otra fue la intención del exalcalde capitalino panista, Jorge Lozano Armengol, de condonar impuestos a Ciudad Satélite sin tener la capacidad jurídica para realizarlo, ya que se requiere el aval del Congreso del estado.

En la actualidad se siguen enfrentando dificultades, pues en Ciudad Satélite se acaba la zona urbanizada, por lo que la autoridad estatal, esto es el Invies, deberá de sentarse a negociar con las empresas CYD Desarrollo Urbanos SA de CV y Dynamica Desarrollos Sustentables SA. de CV, para negociar y concretar el rescate, que permitiría abatir el rezago en materia de vivienda.

AUTOSUSTENTABLE

La idea, explica el titular del Invies, Mauricio Ramírez, es que el proyecto sea autosuficiente y autosustentable.

Esto es, añade, que no se genere inversión por parte del estado, sino que la venta de la tierra permita urbanizar la siguiente etapa.
Así el estado no invertiría recursos y por el contrario, en algún momento pudiera obtener beneficios que le permitan hacer vivienda en otras zonas del estado, no sólo la capital y también atender otro tipo de demanda.

Este complejo se ubica sobre la carretera San Luis-Rioverde, a 14 kilómetros del centro de la ciudad, y a 15 minutos de la zona conurbada.
Desde un inicio se proyectó que tuviera un parque industrial.

En la actualidad ahí opera Colinas de San Luis, un desarrollo de Lintel que a cuatro años de apertura cuenta con 22 empresas instaladas, el 80 por ciento de las cuales están enfocadas en sector automotriz, y espera recibir entre cuatro y seis nuevas inversiones para este año. La última inauguración fue la de la empresa japonesa JTEKT.


“pfp"