Bajío

Inician las negociaciones entre la UAQ y sus profesores sindicalizados

El personal académico de la Universidad Autónoma de Querétaro solicitó un incremento salarial del 15 por ciento. El sindicato afirma que la solicitud va acorde al contexto nacional y estatal.
huelga

El año pasado, el STEUAQ estuvo en huelga por seis días. (Foto: Sirse Rosas)

QUERÉTARO, Qro. Autoridades de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) y del Sindicato Único de Personal Académico de esta casa de estudios (SUPAUAQ) llevaron a cabo la primera audiencia conciliatoria en el marco de la revisión salarial y contractual que este año corresponde al gremio de profesores.

El sindicato solicitó un incremento salarial de 15 por ciento y que los referentes mínimos de negociación sean los porcentajes que recibieron los trabajadores del municipio y del estado de Querétaro.

En presencia del titular de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, Marco Antonio Sánchez Mandujano, la secretaria general del SUPAUAQ, Rosalba Flores Ramos, indicó que el incremento solicitado va acorde al contexto nacional y local.



“Nuestra ciudad es la quinta más competitiva a nivel nacional. Sin embargo, para seguir conservando este ambiente, propiciar su sostenimiento y potenciar su desarrollo, se requiere de profesionistas formados en instituciones de alta calidad, acreditadas por instancias externas nacionales e internacionales. Nuestra universidad ha tenido esa vocación. Para continuar apoyando esta situación dinámica, los académicos universitarios requerimos ser apoyados en nuestros ingresos económicos”, señaló.

Por su parte, el rector de la UAQ, Gilberto Herrera Ruiz, reconoció la importancia de la labor de los académicos y la contribución que hacen al buen posicionamiento de la institución, por lo que aseguró que la autoridad universitaria buscará “la forma de retribuir todo el esfuerzo”.

El 1 de marzo del año pasado, el Sindicato de Trabajadores y Empleados de la Universidad Autónoma de Querétaro (STEUAQ) estalló en huelga, la cual se extendió por seis días. En su momento, el sindicato argumentó que la medida se tomó por una violación al contrato colectivo de trabajo y no a una falta de acuerdo sobre el aumento salarial solicitado.