Bajío

Industrias de Querétaro, atentas a la renegociación del TLCAN

Si bien la rama automotriz es la que más ha manifestado sus inquietudes, hay toda una cadena de valor a su alrededor que también resentirá los efectos de la renegociación comercial, aseguró Arturo Muñoz Villalobos, del Colegio Queretano de Economistas (CQE). 
Lucero Almanza
11 agosto 2017 1:30 Última actualización 11 agosto 2017 5:0
TLCAN

TLCAN

QUERÉTARO, Qro.— La revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) no solamente incidirá en la industria automotriz, sino hay otros sectores que deben estar atentos de las nuevas condiciones que se establezcan en el acuerdo, como el del plástico o el químico, aseveró el presidente del Colegio Queretano de Economistas (CQE), Arturo Muñoz Villalobos.

Comentó que si bien la rama automotriz es la que más ha manifestado sus inquietudes, hay toda una cadena de valor a su alrededor que también resentirá los efectos de la renegociación comercial.

“Se empieza a generar una expectativa en la renegociación del Tratado de Libre Comercio, (y) hay que recordar sobre todo, en qué términos se va a ir dando esta renegociación, y aquí tendríamos que estar equiparando por ejemplo, la industria manufacturera.”


Y al interior de la industria manufacturera, expuso, hay que atender temas como el de la industria automotriz, de la industria química y de la industria del plástico, que son afiliadas al propio sector automotriz y de autopartes.

Hay otras industrias importantes que pueden tener alguna incidencia por los cambios en el TLCAN, como la de electrodomésticos o de alimentos.

En Querétaro el valor de producción de la industria manufacturera sumó 110 mil 888.7 millones de pesos en enero–mayo de 2017; de los cuales, 26.6 por ciento corresponden a la fabricación de equipo de transporte; 14.8 por ciento a la industria alimentaria, y 12 por ciento a la química, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía .

El valor de producción del sector del plástico y el hule representa 7 por ciento del total del valor de las manufacturas en el estado en los primeros cinco meses del año.