Bajío

Industriales, “en jaque” por largos plazos de pago

Las grandes empresas exigen a proveedores plazos de financiamiento de hasta 120 días; Canacintra pide a Nafin reactivar factoraje y cadenas productivas.
SIRSE ROSAS
09 mayo 2016 8:27 Última actualización 09 mayo 2016 8:33
piq

Los proveedores pasan prácticamente la cuarta parte del año esperando su pago. [Archivo]

QUERÉTARO, Qro.— Los extensos plazos de pago a los proveedores por parte de las grandes empresas ponen “en jaque” a las industrias queretanas, las cuales tienen que esperar hasta 120 días para recibir su dinero, informó el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) local, Esaú Magallanes Alonso.

Dijo que se trata de periodos cada vez más prolongados de pago de facturas, por lo que los industriales de la transformación ya buscan reactivar en Querétaro el esquema de factoraje vía Nacional Financiera (Nafin).

“Resulta prácticamente imposible aguantar 120 días, esto es una cuarta parte del año sin poder cobrar facturas, lo que termina por recortar el número de empresas que pueden trabajar con las grandes compañías.”



Las empresas que quieran integrarse a la cadena de proveeduría necesitan ser muy firmes y fuertes, con mucho efectivo y capital para aguantar estos largos periodos de financiamiento, explicó Magallanes.

“Son 120 días sin recibir pago y estar prácticamente una cuarta parte del año su gente y equipo sin cobrar nada.”

Agregó que ante esta problemática, ya se sostuvo una reunión con directivos de Nafin para que sea dicho instituto el que le brinde los financiamientos a las empresas, permitiendo a los proveedores recibir los pagos a plazos más cortos.

“La idea es echar andar el factoraje y las cadenas productivas, así el cliente le paga a Nafin cuando ya tenga el vencimiento de la factura, ya sea 90 o 120 días.”

Se trata de un programa que ya existe, pero hoy lo que se pretende es hacer un plan para reactivarlo en todas las empresas, ya que estos tiempos prolongados para recuperar el dinero están acabando con muchas compañías.

Magallanes Alonso agregó que la intención es que esta estrategia opere en el estado y se ponga al alcance de todos los industriales.