Bajío

Industria automotriz, propulsor del sector de la fundición en el Bajío

La Asociación Mexicana de Fundidores señaló que el panorama para la industria es muy positivo, ya que con la estimación de que en 2020 se estarán ensamblando 4.5 millones de autos, se espera que la demanda de autopartes crezca en la misma proporción, lo que por ende impulsará las ventas del sector de la fundición.
ADRIANA RODRÍGUEZ CANALES
22 octubre 2015 13:3 Última actualización 22 octubre 2015 13:3
fundición

México sólo provee 4,000 millones de dólares, es decir, el 28.5 por ciento de la demanda. (Foto: Cortesía)

El presidente de la Asociación Mexicana de Fundidores, Héctor Galindo, señaló que el panorama para la industria es muy positivo, ya que con la estimación de que en 2020 se estarán ensamblando 4.5 millones de autos —lo que representaría un crecimiento sostenido anual de 5 por ciento—, se espera que la demanda de autopartes crezca en la misma proporción, lo que por ende impulsará las ventas del sector de la fundición.

Sin embargo, comentó que así como ven oportunidades, también hay grandes retos para seguir ganando mercado. “Existe una demanda anual cercana a los 14 mil millones de dólares de piezas de fundición, y México está cubriendo sólo 4 mil millones, es decir, el 28.5 por ciento.

“Esto nos demuestra que hay una gran oportunidad, aunque también estamos conscientes que para seguir creciendo necesitamos vencer algunos retos, porque estas grandes compañías exigen calidad, tiempos de entrega efectivos, piezas por millón, herramientas para resolver inconvenientes, metodologías lean six sigma en tus procesos, innovaciones en la planta productiva. Y queramos o no, también está el factor cultural, ya que al venir directivos japoneses o alemanes, debemos adaptarnos a sus programas de entrenamiento, su idioma”, señaló.


México ha ido ganando mercado, y lo ha hecho porque las armadoras que se han instalado en el país están buscando productos más económicos y rentables, porque traer productos del extranjero es muy costoso. La mayoría de los componentes importados vienen de Japón, Estados Unidos, Brasil y China”, agregó.

La industria se encuentra trabajando de la mano de pequeñas y medianas empresas para ayudarlas a convertirse en proveedoras directas del sector automotor, a través de iniciativas de estandarización de procesos e innovación. “Si logramos que estas empresas se sumen a la cadena de proveeduría, nos veremos beneficiados de manera directa”, recalcó.

Crecimiento GIS

El también director general de Evercast, afiliada de Grupo Industrial Saltillo (GIS), agregó que la empresa que representa le está apostando al Bajío.

En Irapuato instalaron una segunda planta de fundición, donde montaron una línea con capacidad de 25 mil toneladas, y a finales del próximo año estarán instalando una segunda línea que dará otras 25 mil. La inversión total en la planta será de 125 millones de dólares, y en su máxima capacidad maquinará seis millones de piezas.

Además, en San Luis Potosí montaron el año pasado una planta con dos líneas de moldeo, que dio una capacidad de 60 mil toneladas.