Bajío

Habrá sanciones por fallas en Aeropuerto de Querétaro

Empresa concesionaria incumplió el contrato para la construcción de la banda transportadora de equipaje.
SIRSE ROSAS
17 marzo 2016 8:1 Última actualización 17 marzo 2016 8:1
AIQ

Aeropuerto Intercontinental de Querétaro. [Sirse Rosas]

QUERÉTARO, Qro.— El órgano interno de control del Aeropuerto Intercontinental de Querétaro (AIQ) iniciará un proceso de investigación para deslindar responsabilidades y sancionar a quienes resulten responsables por el incumplimiento del anterior contrato de concesión para la construcción de la banda transportadora de equipaje de esta terminal aérea.

De acuerdo con el secretario de Desarrollo Sustentable, Marco del Prete Tercero, el AIQ había estado recibiendo quejas por las condiciones en las que se encontraba esta infraestructura, lo que dio inicio a la investigación.

“Esta investigación abarcó desde la asignación del proveedor hasta las condiciones del contrato. La ley de adquisiciones es muy clara, hay una fianza por el incumplimiento de contrato de 5 por ciento y del 10 por ciento del valor del contrato por vicios ocultos. En este caso se tendrá que ver qué funcionarios públicos estuvieron involucrados en la asignación de ese contrato y, de ser necesario, el órgano interno de control emitirá una observación.”


Detalló que la banda portaequipaje original que se instaló en 2004 (cuando inició operaciones el aeropuerto) no era adecuada para el traslado del equipaje, por lo que se decidió adquirir una nueva en junio del año pasado.

“El proveedor no cumplió con los tiempos de entrega ni ofreció opciones de solución; peor aún, desinstaló la banda que anteriormente estaba, que si bien no era la adecuada, funcionaba. La desinstaló, ocupó unas piezas e hizo que ni una ni otra funcionara”, explicó.

Por este motivo, en noviembre pasado se rescindió el contrato, se inició un nuevo procedimiento de adquisición, a un costo más económico (poco más de 100 mil pesos), y el pasado 10 de marzo se puso en operación la nueva banda.

“El principal afectado era la aerolínea porque tenía que hacer un doble trabajo, no sólo bajar las maletas del avión, sino también ponerlas en la sala, hoy ya está funcionando de conformidad y hay un procedimiento de seguimiento para vigilar que no falle”.

Sin precisar el nombre de la empresa involucrada, el funcionario estatal indicó que la anterior administración del aeropuerto sí emitió un pago de cierto porcentaje del contrato anterior, el cual ascendía a un millón 154 mil 602 pesos.