Bajío

Guanajuato va por deuda para mantener inercia de crecimiento

El gobierno estatal solicitó autorización para adquirir una línea de crédito por hasta 4,200 millones de pesos. La deuda actual de la entidad es de 5 mil 572 millones 267 mil 663 pesos. La decisión, ante la expectativa de menores ingresos fiscales.
PERLA OROPEZA
07 agosto 2015 6:57 Última actualización 07 agosto 2015 7:7
secretario finanzas Guanajuato

Juan Ignacio Martín Solís, secretario de Finanzas: "No sólo tenemos la capacidad de contratar, sino también la de pagar. [Cortesía]

GUANAJUATO, Gto.— El gobierno de Guanajuato solicitó al Congreso estatal autorización para adquirir una línea de crédito por hasta cuatro mil 200 millones de pesos, que serían utilizados principalmente en infraestructura social.

El secretario de Gobierno, Antonio Salvador García López y el de Finanzas, Inversión y Administración, Juan Ignacio Martín Solís, explicaron que esto no implica que se vayan a ejercer en su totalidad los recursos del crédito y aseguraron que no serán aplicados a gasto corriente.

De acuerdo con el Proyecto de Financiamiento Estratégico 2015-2018 presentado por el gobierno de Miguel Márquez, esos recursos se destinarán a los rubros de: infraestructura para la reconstrucción del tejido social (social, deportiva y educativa, pavimentaciones, drenajes) por dos mil 500 millones de pesos; creación de fuentes de empleo para el desarrollo regional, 200 millones; caminos rurales, 250 millones y Eje Metropolitano León-Silao, 200 millones de pesos.


También se considera el Sistema de Movilidad Interurbano y Metropolitano segunda etapa con 130 millones de pesos; fortalecimiento del Sistema de Seguridad Pública, 100 millones, para 26 municipios que no están dentro de los programas de Subsemun, y para el Fortalecimiento a la Infraestructura de Salud, 860 millones de pesos, en el que se incluye el nuevo Hospital Regional para León. No se aplicará gasto corriente y a la par se mantienen las políticas de austeridad y de ahorro.

Martín Solís informó que la administración se recibió con un endeudamiento por seis mil 278 millones de pesos, y de acuerdo con las proyecciones, ya tomando en cuenta el nuevo crédito, al concluir el sexenio se estaría entregando con alrededor de cinco mil 278 millones de pesos.

“No solamente tenemos la capacidad de contratar, sino también la capacidad de pagar, con lo que se dejará a la siguiente administración con un margen de maniobra favorable”, puntualizó Martín Solís.

De acuerdo con los datos ofrecidos por el estado a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la deuda actual del gobierno de Guanajuato es de cinco mil 572 millones 267 mil 663 pesos, de los cuales cuatro mil 841 millones 483 mil 992 están contratados con la banca comercial.

El secretario de Finanzas dijo que este momento es factible y propicio para solicitar un endeudamiento porque las tasas de interés están en sus mínimos históricos; además, las calificaciones que ha obtenido Guanajuato en materia de finanzas sanas por tres calificadoras internacionales: Standard & Poor’s, Fitch Ratings y Moody´s, son una garantía para las instituciones bancarias.

Expuso que con esta acción se pretende que Guanajuato no pierda la inercia del crecimiento, ante la expectativa de menores ingresos fiscales debido al entorno macroeconómico del país. El estado “viene creciendo por encima del promedio nacional y la idea es potenciar la falta de ingresos fiscales con una autorización de un crédito que nos permita mantener el ritmo de crecimiento”.

Comentó que el plazo para pagar será a 15 años, lo cual es atractivo para las instituciones bancarias, además se busca que no se deterioren las finanzas del Estado, que permanezca la calidad crediticia, y que no se presione a los presupuestos aunque vengan ajustes negativos. Dichos recursos como fecha límite de disposición se fijan a junio del 2018.

Actualmente, dijo, en deuda directa Guanajuato se sitúa en el lugar 18 por debajo de la media nacional, según datos de la SHCP.