Grandes cadenas transforman el mapa hotelero de Querétaro
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Grandes cadenas transforman el mapa hotelero de Querétaro

COMPARTIR

···

Grandes cadenas transforman el mapa hotelero de Querétaro

En los últimos 12 años la oferta de hospedaje se duplicó en el estado, principalmente por la llegada de grandes franquicias hoteleras

Lucero Almanza
28/06/2018
Actualización 28/06/2018 - 8:07
“Hoteles_01"

El mapa hotelero de Querétaro se transformó rápidamente en los últimos años. De 2005 a la fecha, el número de establecimientos creció 152.4 por ciento, al pasar de 208 a 525. Y en esta multiplicación de la oferta, destaca la llegada de grandes cadenas hoteleras.

Para los hoteleros tradicionales locales, que estaban acostumbrados a no tener una real competencia, esta transformación ha representado todo un reto.

El número de habitaciones se duplicó en 12 años, de siete mil 926 a 15 mil, en parte gracias a la llegada de al menos 20 marcas nacionales y extranjeras.

“Tener hoteles de marca es muy importante para la locación en donde te encuentres, porque eso le da renombre, te permite tener una exposición en lugares donde normalmente no la tienes, te ayuda a posicionarte como locación, como Querétaro, en otras posiciones donde no te encuentras”, consideró el presidente de la Asociación Queretana de Hoteleros (AQH), Jorge Rivero Loaiza.

En el estado hoy en día se ubican 23 cadenas hoteleras, entre las que se encuentran: L as Brisas, Fiesta Americana, Holiday Inn, Hoteles One, Hoteles Misión, Hoteles Hilton, City Express, Casa Inn, Real de Minas, Ibis, Barceló, Best Western, entre otras.

Ante esto, los hoteles tradicionales tienen dos alternativas, renovarse o morir, ya que la situación representa un área de oportunidad para mejorar y ganar mercado, aunque los retos son grandes.

“Lo que tenemos que hacer los empresarios es ser lo suficientemente hábiles para poder movernos en este mundo de hotelería, cada quien en el nicho de mercado que le corresponde”, reconoció Rivero. “Querétaro es muy noble, el crecimiento ha sido exponencial, algunos años incluso demasiado rápido.”

Refirió que el estado registra una ocupación de 60 por ciento a lo largo del año, por arriba de la media de muchas ciudades del país.

Y la ventaja es que, frente a esto, continúan llegando inversiones y siguen abriendo negocios, no sólo en la capital de la entidad, sino en la Zona Metropolitana, en Corregidora y El Marqués; así como en municipios como Colón, San Juan del Río y Cadereyta.

TIPS CONTRA LA COMPETENCIA

El presidente de la AQH afirmó que, en primer lugar, lo que tienen que hacer los hoteles tradicionales para enfrentar la competencia de las grandes marcas es capacitarse.

“Hay planes muy interesantes de capacitación para que ellos mismos no tengan que invertir, porque muchas veces el problema de un hotel independiente –y yo lo he vivido-, es que vas solo contra el mundo, entonces tienen que aprovechar esas ventajas, acercarse con Sectur específicamente en Querétaro, que están haciendo muchas cosas”, indicó.

En la capital del estado, por ejemplo, tiene un programa que les permite a los empresarios aprender cómo hacer mercadeo, marketing electrónico, cómo meterse con todos estos globalizadores para que su producto se venda y la gente lo vea.

“Son cosas que las cadenas grandes e internacionales ya las tienen, y es algo los empresarios locales tienen que aprender”, aseveró. “Y éste es el momento justo para que ellos no se queden atrás, y por el contrario, empiecen a capacitarse y puedan empezar a tomar esas herramientas en su beneficio.”

En el tema de infraestructura, Rivero Loaiza dijo que los hoteleros tienen que revisar que sus instalaciones estén bien, porque el lugar puede ser el más tradicional, pero tiene que ser un hotel funcional y limpio, que es lo que busca la gente sin importar que sea un establecimiento “viejito”.

La gente que tiene hoteles independientes tendrá que hacer un examen de conciencia, una introspección y decir: “¿Mi producto está como para que yo lo venda?”, ¿está en buenas condiciones o tengo que revisar y hacer una inversión?

Además, algunos establecimientos han fortalecido otro tipo servicios, como banquetes y áreas para eventos y conferencias, que les permiten generar una oferta adicional .

Para impulsar la participación de los hoteleros en el turismo de negocios, sobre todo los establecimientos tradicionales e independientes, la Asociación colabora estrechamente con las autoridades de la Secretaría de Turismo de Querétaro, así como con la Oficina de Congresos y Convenciones del estado y la Dirección de Agencias de Viajes para la creación de nuevos paquetes.

Jorge Rivero comentó que, en este rubro hay una afluencia durante la semana –de lunes a jueves-, donde la relación con el cliente es por lo general directamente con las compañías, o bien con el apoyo de agencias especializadas.

“Y, por otro lado, tenemos el turismo de placer de fin de semana, que sigue creciendo año con año”, añadió.

El objetivo para el sector local es aumentar la estancia promedio, que actualmente es de 2.3 días.

En lo que se refiere a los precios del hospedaje, indicó que eso es una decisión de cada hotel.

“Lo que no nos podemos permitir es que las grandes compañías, nacionales o extranjeras, que tienen estos grandes presupuestos para bajar tarifa, nos lleven a abaratar nuestra plaza; no debemos, porque nuestra plaza no está para darla gratis, tenemos que buscar el precio justo para nuestro cliente, y hay mercado para todos, así que hay que buscar”, puntualizó.

APOYO DE LAS AUTORIDADES

Por su parte, el secretario de Turismo de Querétaro, Hugo Burgos García, aseguró que no hay diferencias por parte de la dependencia, de tal forma que hay un trabajo de colaboración y apoyo para todos los empresarios hoteleros en el estado, sean grandes compañías o pequeños negocios.

Resaltó las ventajas competitivas que tienen los pequeños establecimientos, o bien aquellos hoteles de tradición en la entidad, donde el servicio es más personalizado, más cercano con el huésped, en comparación con las grandes cadenas, que manejan otra estructura administrativa de gerentes y supervisores.

“Sí es una competencia (las grandes cadenas hoteleras), pero es como en cualquier otro negocio, así que lo que nosotros estamos haciendo es promocionar el destino como tal, hacemos campañas en general”, expuso.

Asimismo, el sector participa en iniciativas por medio del Fideicomiso Promotor del Turismo en el Estado de Querétaro (Fiprotur), en el cual están integrados hoteles de todos los niveles y conceptos.

El funcionario estatal coincidió con el presidente de la AQH, en que los empresarios del ramo deben atender a una mayor capacitación para ofrecer un mejor servicio, debido a que las personas están acostumbradas, por lo regular, a una atención más rápida y de una mayor exigencia, que en muchas ocasiones sí garantizan las grandes firmas.

“Pero esa es el área de oportunidad que pueden tener todos los hoteles, de todos los tamaños”, dijo.

A su vez, cuando ya se tiene una infraestructura, con productos en específico, es posible considerar un esquema de ofertas, de paquetes según los días de la semana o los nichos de mercado.

“Hay que aprovechar eso, trabajar con diferentes ofertas, destinos; y hacerlo bajo una visión regional, porque no podemos decir: ‘yo soy de Querétaro, yo soy de Tequisquiapan o de San Juan’, el tema turístico no debe tener fronteras, incluso entre estados”, sostuvo Burgos.

Esa es la clave para generar un círculo de ganar–ganar, donde se apuntale una oferta hotelera que cubra todas las necesidades.

“Hoteles_02"