Bajío

Funicular de Guanajuato, transporte seguro: Ayuntamiento

El servicio de transporte hacia El Pípila fue sometido a pruebas por expertos, asegura el gobierno municipal.
Rocío Hernández
20 mayo 2016 7:36 Última actualización 20 mayo 2016 7:40
funicular

El funicular fue reabierto el pasado 18 de abril. [Especial]

GUANAJUATO, Gto.- El funicular de la ciudad de Guanajuato cumple con los requerimientos de seguridad, de acuerdo con peritos especializados, informó el Ayuntamiento del gobierno capitalino.

Indicó que la autorización de reapertura tomada en abril pasado, 10 meses después de haber cancelado el servicio tras un accidente, fue resultado de un proceso que contó con las aportaciones de expertos, que durante meses realizaron diversas pruebas al vehículo para confirmar las garantías indispensables de seguridad.

El Ayuntamiento respondió así a las críticas del Observatorio Ciudadano de Guanajuato (OCG), que consideró temeraria e irresponsable la decisión del gobierno municipal.



"El servicio de transporte por cable entre el callejón de la Constancia y El Pípila, indebidamente llamado funicular, no respeta las certificaciones de seguridad internacional y el Ayuntamiento deberá de asumir a plenitud la culpa por esa decisión”, indicó el OCG.

El Ayuntamiento, refirió que las decisiones que de manera permanente emiten en cada sesión se votan velando en todo momento por la bienestar y la seguridad de la ciudadanía representada en el pleno, en ese sentido, cada decisión es realizada a conciencia y con un alto sentido de responsabilidad por cada integrante del órgano colegiado.

Informó también que el dictamen emitido y presentado al Pleno del Ayuntamiento, fue validado por tres peritos de la Universidad de Guanajuato, quienes tienen una amplia trayectoria en la materia, por lo que el documento que respalda la reactivación del transporte contó con la intervención de profesionales avalados a su vez por la máxima casa de estudios en el estado.

El 20 de junio de 2015 una de las cabinas del teleférico cayó desde una altura de más de 15 metros, provocando lesiones a su operadora.

En ese momento se informó que la falla se debió a la falta de mantenimiento y al desgaste de los cables de tensión, por lo que se decidió no permitir su apertura hasta que se corrigieran estos aspectos.