Bajío

Fuck Up Nights: la regué, aprendí y voy por otro negocio en Querétaro

El fracaso no tiene porqué ser una tragedia, al contrario, es parte de la vida empresarial, del emprendimiento, pero lo fundamental es aprender de ello, aseguró Sebastián Romo, coordinador de Fuck Up Nights Querétaro.
Lucero Almanza
03 agosto 2016 10:9 Última actualización 03 agosto 2016 10:9
Sebastián Romo, coordinador de Fuck Up Nights Querétaro

Sebastián Romo, coordinador de Fuck Up Nights Querétaro

QUERÉTARO, Qro.— El fracaso no tiene porqué ser una tragedia, al contrario, es parte de la vida empresarial, del emprendimiento, pero lo fundamental es aprender de ello, aseguró Sebastián Romo, coordinador de Fuck Up Nights Querétaro.

“La regué, aprendí e inicio otro proyecto”, ese es el concepto del grupo.

Aprender de esas fallas y de las experiencias de otros, esa es la esencia de Fuck Up Nights, donde lo importante no es la caída sino cómo levantarse.


Es un movimiento que surgió en la Ciudad de México hace tres años, en el cual emprendedores comparten en reuniones sus experiencias, fallas y fracasos de negocio. En Querétaro el grupo tiene dos años y medio.

—¿Para qué le sirve a un emprendedor conocer los fracasos de otros?

La respuesta es inspiración—, destacó Romo. “Ver que el error es humano, que el error está en cualquier experiencia de emprendimiento, sea chico o grande”.

“Y esos pequeños fracasos son los que te van a llevar el día de mañana al éxito de tu propia empresa, eso es lo más valioso del porqué hacemos este evento”, afirmó.

Agregó que en el mundo empresarial no hay límite para insistir en una idea, en un proyecto, y pueden haber lo tropiezos necesarios hasta lograr tus objetivos.

“Ha habido casos que nos encontramos con emprendedores seriales, que fallan una y empiezan otra vez, y otra vez, y lo que buscamos aquí es mostrar que no importa cuántas veces la regaste, el chiste es que te mantengas arriba y sigas con esa carrera emprendedora.”

Refirió que a partir de conocer las vivencias de otros compañeros, es como surgen ideas para atender a la solución de los problemas en la operación de los proyectos, como puede ser una asociación eficaz, la elaboración de un plan de negocio o cómo acceder a financiamiento.

La participación en la ciudad de Querétaro a las reuniones de Fuck Up Nights ha ido en aumento, en un inicio acudían alrededor de 20 personas y actualmente asisten unas 250.