Bajío

Franquicias, obligadas a tributar en el régimen general del SAT

La reforma fiscal ha traído afectaciones para las franquicias que tributaban bajo el Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos), y que hoy, por como está redactada la ley, han tenido que migrar al régimen general, duplicando de esta manera sus aportaciones, aseguró la consultoría Aranday & Asociados.
Franquicia

Al menos 20 por ciento de las franquicias del país quedaron fuera del RIF. (Foto: Bloomberg)

QUERÉTARO, Qro.— La reforma fiscal ha traído afectaciones para las franquicias que tributaban bajo el desaparecido Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos), y que hoy, por como está redactada la ley, han tenido que migrar al régimen general, duplicando de esta manera sus aportaciones, aseguró el director de la consultoría en franquicias Aranday & Asociados, César Aranday Martínez.

Si bien la implementación del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) también representó una carga impositiva más alta para aquellos modelos que ofertan bebidas y alimentos, aseguró que el impacto no ha sido tan trascendente como lo que sucedió con los pequeños empresarios de franquicias que tributaban como Repecos.

Por ley no pueden incorporarse al famoso RIF (Régimen de Incorporación Fiscal), lo que les afectó enormemente porque de estar pagando cuotas fijas, ahora están pagando como una empresa grande, y su carga fiscal se les fue casi al doble”, expuso.


Explicó que la reforma afectó directamente a las franquicias, debido a que la ley señala que éstas no pueden ser parte del RIF porque textualmente dice que “no puede tributar en este régimen las personas físicas que obtengan ingresos por concepto de espectáculos públicos y franquiciatarios”.

Por ello, no sólo no podrán ser beneficiarios de la exención del pago de impuestos durante el primer año y los descuentos en los años consecutivos, sino que además tendrán que tributar como una gran empresa, con toda la carga tributaria que eso conlleva.

Por ello, ya ha habido franquiciatarios que han interpuesto amparos para que se les permita tributar en el RIF —aunque han sido apenas cinco o seis—; sin embargo, aún no se ha llegado a una resolución.

“Se han tenido pláticas con el SAT (Servicio de Administración Tributaria), y al parecer ha habido un error de redacción en la ley. Quisieron decir franquiciantes y no franquiciatarios”, aseguró.

Ante este panorama, continuó, hay fundamentos para el amparo, por lo que se mantiene el optimismo de que se lograrán ganar; y aunque señaló que son pocas empresas las que han recurrido a este recurso legal, si se gana, se creará jurisprudencia que se podrá tomar en cuenta para otros amparos.

En otros casos, señaló, el SAT envió invitaciones a los que eran Repecos para que se convirtieran al RIF, sin ver si eran franquicias o no, entonces hay algunas que se quedaron en el RIF, “y evidentemente esto no es correcto y están en riesgo”.

Detalló que al menos el 20 por ciento de las franquicias en el país quedaron fuera del RIF, mismo porcentaje que se maneja en Querétaro, lo que representa al menos 100 empresas.