Bajío

Franquicias demostrarán su fortaleza en 2017

De acuerdo con el consultor Juan Manuel Gallástegui, el sector inicia el año en medio de incertidumbre, pero deberá tener la capacidad para hacer frente a los nuevos retos.
Perla Oropeza
09 enero 2017 13:55 Última actualización 09 enero 2017 13:58
Juan Manuel Gallastegui

Juan Manuel Gallástegui, consultor de franquicias.

El sector franquicias en México inicia el año en medio de incertidumbre y deberá tener la capacidad de hacer frente a nuevos retos, principalmente aquellas marcas que dependen en exceso de insumos hechos en Estados Unidos o en Europa, consideró el consultor Juan Manuel Gallástegui Armella.

Sin embargo, añadió, el sector a lo largo de su historia ha demostrado que tiene “una buena reacción en tiempo de crisis”.

Así lo demuestra el hecho de que, pese a la volatilidad cambiaria, una inestabilidad general y problemas externos, las franquicias hayan reportado en 2016 un crecimiento en ventas de alrededor de 6 por ciento.


Asimismo, el número de puntos de venta repuntó 12 por ciento, para llegar a más de 85 mil en todo el país.

La Zona Metropolitana de la Ciudad de México, Guadalajara y Puebla fueron los lugares en donde se dio una mayor expansión y este 2017 se agregarán Mérida y Querétaro.

El presidente de Gallástegui Armella Franquicias indicó que durante 2016 se generaron alrededor de ocho mil empleos en el sector.

Consideró que para este año el mayor crecimiento se dará en los establecimientos que tradicionalmente han presentado el mayor dinamismo, como bebidas y alimentos, salud y cuidado personal, con inversiones de entre 500 mil y cuatro millones de pesos.

De acuerdo con las estimaciones del área de investigación de la consultora, en 2017 se prevé la incorporación de 200 nuevas marcas al sector, para llegar a mil 800, así como la apertura de por lo menos diez mil puntos de venta, con lo que se llegaría en total a cien mil en todo el país.

Se requiere, añadió, un fuerte apoyo interno a las franquicias, un sector que a pesar de todo ha salido adelante y que podría crecer 9 por ciento en sus distintos indicadores durante este año.

Las franquicias han padecido porque han tenido que enfrentarse a una baja en el consumo. Pero no ha sido complicado sólo para este tipo de negocios sino para las empresas en general, agregó.