Bajío

Franquicias: compartir la receta de la abuelita no siempre es fácil

Jorge Valencia, director de Grupo Interfranquicias, explicó que para crear una franquicia, el reto es lograr la transformación de una empresa familiar a un proyecto de crecimiento y mayor participación de mercado.
Lucero Almanza
10 julio 2016 17:24 Última actualización 11 julio 2016 8:29
Se necesita crear un modelo exitoso

Se necesita crear un modelo exitoso

QUERÉTARO, Qro.— Compartir la receta de la abuelita no siempre es fácil, más si toda la familia le hizo prometérselo, pero eso por ejemplo, puede significar el éxito o el fracaso de un negocio de franquicia. En estos tiempos, cambiar el chip es el verdadero secreto, aseguró Jorge Valencia, director de Grupo Interfranquicias.

Franquiciar un negocio no es imposible, dijo, pero el reto es lograr esa transformación de una empresa familiar a un proyecto de crecimiento y mayor participación de mercado.

“Necesitamos un dueño con visión, comprometido, que quiera crecer, que quiera compartir la receta de su abuelita, y que esté dispuesto a hacer los cambios internos en su empresa para poder lograrlo, incluso irse si es necesario”, sostuvo en entrevista.


Y también, agregó, desarrollar un modelo de negocio exitoso, que la gente lo quiera, que tenga una marca posicionada, que sea reproducible, se pueda documentar y que sea financieramente accesible.

“Todo eso lo metemos en una cajita y el reto es institucionalizar y poder formalizar esa empresa para que tanto yo, como un tercero que no soy yo, hagamos dinero juntos”, destacó.

En Querétaro hay franquicias como El Rey del Dulce, la Xurería, 4UGym, Arrachera La Silla, Tacos el Pata, entre otras.

De esta forma, el especialista afirmó que los principales desafíos de franquiciar es formalizar e institucionalizar la empresa en un país como México, donde los negocios siguen siendo tradicionalmente familiares.

Advirtió que alrededor del sector existen muchos mitos, como el que un negocio de franquicia es fácil de operar, que es garantía de éxito y deja dinero rápidamente, lo cual no es cierto.

Es por ello que a través de la experiencia de empresarios de este segmento, se busca transmitir con foros y asesorías, diversos conocimientos a jóvenes que desean iniciarse en este tipo de actividad.

Las principales causas por las que una franquicia fracasa, comentó Valencia, es porque hay una mala asesoría o una idea errónea del negocio, ya que la inversión no es solamente en la marca, sino en otros aspectos como contabilidad y administración, tecnología, y capacitación y desarrollo de capital humano.

Agregó que para colocar una marca es necesario considerar un estudio de mercado y el alcance que se quiere tener del producto