Bajío

Francisco Domínguez llama a reunión a la Comisión de Hacienda de la Conago

El objetivo del próximo encuentro es intercambiar ideas sobre el incremento del precio de la gasolina que fue anunciado en días anteriores.
Alan Contreras
29 diciembre 2016 19:16 Última actualización 29 diciembre 2016 19:16
Francisco Domínguez, gobernador de Querétaro

Francisco Domínguez, gobernador de Querétaro

QUERÉTARO, Qro.- En su calidad de coordinador de la Comisión de Hacienda de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), el gobernador del estado, Francisco Domínguez Servién, hizo un llamado a los integrantes de dicha comisión para reunirse.

El objetivo del próximo encuentro es intercambiar ideas sobre el incremento del precio de la gasolina que fue anunciado en días anteriores.

También, solicitará una reunión con el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña; y el director general de Pemex, José Antonio González Anaya, a quienes también planteará el tema del abasto de gasolina y diésel en México.


Se pretende que la reunión de la Comisión de Hacienda de la Conago se lleve a cabo en la primera semana del 2017 y en calidad de urgente.

Este jueves desde las 7:00 horas, un grupo de alrededor de 30 empresarios gasolineros se manifestaron en la Terminal de Abastecimiento de Pemex denunciando el desabasto de combustible que sufren, de manera periódica, desde hacer varias semanas.

CONTINÚA DESABASTO
Aproximadamente 30 estaciones de servicio en el estado carecen de algún tipo de combustible en Querétaro, todas ellas ubicadas en la Zona Metropolitana y San Juan del Río, según la Unión de Estaciones de Servicio de Querétaro A.C. (Uesqro).

El gerente de la organización informó que a pesar de que solo 30 de las 250 gasolineras presentan el desabasto, todas han tenido problemas para suministrarse de producto, ya que el tiempo de respuesta ante la solicitud a Pemex es de 48 horas.

“Conforme avanzan los días tenemos un problema muy crítico de abastecimiento por parte Pemex hacia las terminales que se encuentran ubicadas en la Zona Metropolitana del estado, desafortunadamente cada dos horas se están reportando estaciones que se quedan sin producto y pues eso nos está afectando demasiado” dijo.

Dijo que las estaciones de servicio que se encuentran en la carretera libre a Celaya o la Autopista México-Querétaro presentan dificultades con diésel, pero las que están más cerca de la Zona Metropolitana con gasolinas Magna o Premium.

Arroyo Enzastiga mencionó que Pemex les ha informado que tiene la intención de regularizar el servicio a más tardar en febrero, pero ello, no lo considera una garantía debido a la situación actual.

PROFECO, SIN DENUNCIAS
Por su parte, la delegación federal en el estado de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) no ha recibido ningún reporte ciudadano respecto a la prestación de servicio de carga de combustible en las estaciones del estado.

“No hemos tenido ninguna denuncia ni queja formal en la delegación por ese motivo; sin embargo, hemos hecho presencia en las estaciones de servicio, hemos estado pegando carteles con los derechos de los consumidores, hemos platicado con los encargados y propietarios de las gasolineras” dijo.

Las sanciones por incumplimiento de los lineamientos básicos de atención al consumidor pueden llegar hasta la suspensión de la estación de servicio y el retiro de la concesión.

FALTA INFRAESTRUCTURA
Pemex reconoció que existe un problema para la transportación de combustible en la zona Centro y Bajío, debido a que el sistema de ductos no es suficiente.

De acuerdo con los permisos de transporte por ducto petrolífero otorgado a Pemex, a través del estado (específicamente por los municipios de Corregidora, Huimilpan, Pedro Escobedo, San Juan del Río y Querétaro) pasa un poliducto de 10 pulgadas de diámetro que no da el abasto suficiente para la región, en parte por las conexiones que se generan en su trayecto.

En un documento publicado en su portal de internet, Pemex indica que Charco Blanco-Querétaro es una operación de ramal muy compleja, lo que limita la flexibilidad del recibo de productos de la Terminales de Almacenamiento y Reparto del estado, así como la distribución de gasolinas hacía San Luis.