Fracasa, fracasa, y fracasa de nuevo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Fracasa, fracasa, y fracasa de nuevo

COMPARTIR

···

Fracasa, fracasa, y fracasa de nuevo

Se puede ver al fracaso desde dos perspectivas: una excusa para abandonar los objetivos o una oportunidad para superar los obstáculos.

Opinión Bajío / Norberto Rodríguez y Santiago Hernández
05/06/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
FracasoFuente: Pixabay

Fail forward (fracasa hacia adelante) es un concepto contradictorio en liderazgo que está relacionado con el hecho de que el fracaso es bueno. Si el fracaso, según la Real Academia Española, significa “un malogro, resultado adverso de una empresa o negocio”, ¿cómo puede la palabra fracaso tener un lado positivo?

Fracasar no es una meta en sí mismo. Sin embargo, evadir el fracaso implica que probablemente no se está dispuesto a enfrentar retos para alcanzar el éxito. No se trata de evadir ni enfrentar al fracaso, se trata de aprovechar lo que el fracaso nos deja. Se puede ver al fracaso desde dos perspectivas: una excusa para abandonar los objetivos o una oportunidad para superar los obstáculos. Los grandes líderes tienen en común que a pesar de los fracasos, continúan avanzando, sin rendirse.

El fracaso crea un sentimiento de incomodidad, amargura, rabia y frustración que genera la energía para conseguir aquello que se anhela. Los grandes líderes han optado por bloquear los pensamientos ligados al fracaso, han negado su influencia negativa externa, han decidido superar el fracaso al grado que encuentran placer en ello.

Existen ejemplos en los negocios, deportes, y espectáculos que hoy son casos de éxito: Jack Ma (fundador de Alibaba Group), sir Richard Branson (fundador de Virgin Group), Michael Jordan (jugador histórico del basquetbol), Tom Brady (mariscal de campo de los Patriotas) y los Beatles; entre otros. Estos personajes sabían que para triunfar se requiere tomar riesgos que resultarán en triunfos o fracasos; ambos desenlaces siendo de igual importancia.

Para ser un líder, se debe encontrar comodidad en las cosas que no salen como fueron planeadas e identificarlas como oportunidades. De esta forma, los colaboradores tendrán un ejemplo que los motive a intentar nuevos enfoques para cumplir los objetivos.

Observar un líder sin miedo al fracaso impulsa a los demás a perseguir sus sueños, creando un ambiente de trabajo productivo e innovador. En conclusión, los líderes deben fracasar rápido (fail fast), fracasar frecuentemente, y fracasar hacia adelante (fail forward).

*Norberto Rodríguez es profesor de la Escuela de Negocios y Santiago Hernández, egresado de la Escuela de Ingeniería en Alimentos y Biotecnología, ambos del Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro.