Bajío

Firmas queretanas se abren camino a la BMV

Van con MIDAS. Nacional Financiera comenzará a trabajar con dos empresas del estado.
Sirse Rosas
03 diciembre 2014 16:9 Última actualización 03 diciembre 2014 16:10
Nafinsa foto Archivo EF Bajío

Nacional Financiera tiene previsto apoyar en Querétaro a 20 empresas mediante el programa Mercado Institucional de Deuda Alternativa Societaria (MIDAS)

QUERÉTARO, Qro. Nacional Financiera tiene identificadas al menos dos empresas en el estado con las que se comenzará a trabajar a través del programa Mercado Institucional de Deuda Alternativa Societaria (MIDAS), con miras a que puedan ser compañías que coticen en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), adelantó el representante en Querétaro, José Luis García Haro.

Recordó que el objetivo del programa en el estado es apoyar a 20 compañías para que ingresen a este programa; sin embargo, se ha visto lento el proceso, ya que es un tema en donde Nacional Financiera va en primer piso, con créditos que superan los 500 millones de pesos.

“Hay dos empresas que han solicitado el apoyo en Querétaro (una del ramo inmobiliario y la otra de alimentos) por montos importantes, por lo que no se espera que sea algo masivo, sino caso por caso, ya que se trata de empresas que requieren arriba de 500 millones de pesos; una de esas empresas podría concretarse en este año y la segunda tal vez hasta el primer trimestre del próximo”, indicó.


Midas, explicó, es un programa del gobierno federal a través del cual se otorgarán créditos a tres años a empresas de medianas a grandes, con montos que van de 20 a 500 millones de pesos a empresas que registren ventas anuales superiores a los 500 millones de pesos.

La idea, abundó, es que estas compañías se preparen para cotizar en la BMV financiadas por el público en general, mediante la emisión de papel, con compra de acciones.

“Se trata de un programa único en su tipo, nunca se había realizado a través de un programa federal, ya que es poco común que las empresas busquen cotizar en la bolsa, lo que daba al país una imagen de poco reconocimiento, poca confianza y poca posibilidad de crecimiento”, comentó.

El recurso puede otorgarse para capital de trabajo, equipamiento e incluso para pago de pasivos, para que de esta manera las compañías alcancen una consolidación de su deuda.

Detalló que se trata de créditos a “tasa cómoda” que en tres años le permiten a la empresa hacer esfuerzos y acciones para cotizar en la bolsa. Nafin dará seguimiento puntual a las empresas con este programa para que en esos tres años alcancen su objetivo de cotizar; sin embargo, de no lograrse en ese plazo, se puede extender hasta cinco años.

"Esto beneficiará a la empresa al hacerla global con financiamiento más barato al que se puede tener con bancos, y además, con todo lo que derrame a través de proveeduría, podrá acceder a un mejor financiamiento", agregó.