Fallece en León uno de los 3 sobrevivientes de La Castañeda
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Fallece en León uno de los 3 sobrevivientes de La Castañeda

COMPARTIR

···

Fallece en León uno de los 3 sobrevivientes de La Castañeda

Gabriel Herrera Sosa tenía 90 años de edad y 70 de estar internado, con diagnóstico de esquizofrenia.

La Castañeda, de donde llegó Gabriel a Guanajuato, fue el centro psiquiátrico más grande de México hasta la segunda mitad del siglo XX y es recordado por las condiciones de abuso e insalubridad que imperaron en sus instalaciones.

Redacción /Bajío
12/02/2018

GUANAJUATO, Gto.-Uno de los tres últimos pacientes que fueron trasladados al estado de Guanajuato, tras el cierre del manicomio La Castañeda, falleció este fin de semana en el Hospital Psiquiátrico de León de San Pedro del Monte.

Gabriel Herrera Sosa, quien de acuerdo con el número de registro emitido por la Secretaría de Gobernación nació un 10 de diciembre de 1927, tenía 90 años de edad.

No contaba con familiares y sumaba más de 50 años viviendo en la ciudad de León en lo que hoy se conoce como el Centro de Atención Integral a la Salud Mental (Caisame) donde falleció este sábado a las 8:40 horas.

Su diagnóstico era esquizofrenia residual, enfermedad obstructiva crónica y en recientes años padeció un infarto al miocardio, además de enfermedades crónicas agregadas por la edad y una debilidad visual que padecía desde 1966.

El secretario de Salud, Daniel Díaz Martínez informó que en San Pedro del Monte desde los 23 años promedio que fue internado recibió atención especializada, primero bajo el modelo granja y después, con la reforma psiquiátrica con un modelo de atención más integral.

Hace cinco décadas llegaron a San Pedro del Monte 23 pacientes crónicos provenientes de La Castañeda y él era uno de los tres supervivientes. El gobierno del estado ha solventado los gastos funerarios de los últimos cinco enfermos que perdieron la vida en los últimos años. Décadas atrás, los fallecidos que no tenían familiares eran enviados a la fosa común.

Gabriel fue sepultado de manera privada la tarde este domingo en el Panteón de San Nicolás de la ciudad de León en donde descansan los restos de dos pacientes más y dos más se conservan sus cenizas para ser resguardados en la capilla de San Pedro del Monte.

A su sepelio acudió una comitiva de ocho trabajadores del Hospital Psiquiátrico de Guanajuato y la directora, Ana Bertha Meza

La Castañeda, de donde llegó Gabriel a Guanajuato, fue el centro psiquiátrico más grande de México hasta la segunda mitad del siglo XX. Es recordado por las condiciones de abuso e insalubridad que imperaron en sus instalaciones.

Inaugurado por Porfirio Díaz en 1910, fue cerrado en 1968, y se decidió reubicar a los pacientes en diferentes hospitales psiquiátricos modernos de México, varios de ellos fueron enviados a San Pedro del Monte a las afueras de la Ciudad de León Guanajuato.

Según los pocos registros con que se cuenta de él, Gabriel era originario de la ciudad de Puebla, nunca tuvo acta de nacimiento

De acuerdo con lo que Gabriel contó a personal de salud que lo cuidaba en las noches en San Pedro del Monte, a los 14 años una señora que se dedicaba a la lectura de cartas de Tarot lo recogió de la calle, sin embargo escapó de sus cuidados.

Los especialistas de San Pedro del Monte consideraban que muy probablemente huyó porque empezaba a tener alucinaciones.

Cerca de los 20 años se robó una bicicleta en una avenida y fue detenido por las autoridades de la Ciudad de México, quienes debido a su comportamiento lo canalizaron a La Castañeda para ser atendido y al poco tiempo que cerró este centro psiquiátrico fue enviado a Guanajuato.

En San Pedro del Monte existen enfermeras en vías de jubilación que trataron durante muchos años a Gabriel y a quienes les contó que de niño tuvo oportunidad de conocer al señor Agustín Lara, con quien hizo historia de bohemio.

“Todas estas historias las vamos a recopilar algunas ya están integradas en el expediente de Gabriel gracias a las aportaciones de personal de enfermería”, declaró la directora del Hospital Psiquiátrico.

En San Pedro del Monte sobreviven con atención especializada dos pacientes que fueron enviados de La Castañeda a Guanajuato: se trata de Gumercindo y Fernando, hombres de edad avanzada que reciben atención integral.