Bajío

Extenderían 6 años el plazo para liquidar la deuda de San Luis Potosí

El gobierno estatal busca reestructurar los créditos que tiene con Santander y Banorte; la propuesta está en espera de ser votada por el pleno del Congreso local.
MARTHA ZARAGOZA
03 noviembre 2015 10:26 Última actualización 03 noviembre 2015 10:27
San Luis Potosí

El estado de San Luis Potosí tiene un adeudo de tres mil 685 millones 637 mil 872 pesos con Banorte y Santander. (Foto: Facebook/Dirección de Turismo Municipal de SLP)

SAN LUIS POTOSÍ, S.L.P.— El pago de la deuda que tiene el estado de San Luis Potosí con Santander y Banorte podría extenderse por seis años más, es decir, que el plazo para liquidar el adeudo de tres mil 685 millones 637 mil 872 pesos podría pasar de 14 a 20 años, de ser aprobada la reestructuración en el Congreso estatal.

El titular de la secretaria de Finanzas, José Luis Ugalde, comentó que la propuesta ya fue enviada a los diputados estatales a través de la Comisión de Hacienda, donde ya fue aprobada, y será este jueves cuando sea votada por el pleno.

La reestructuración no incluiría un segundo crédito solicitado a Banorte por un monto de 729 millones 264 mil pesos, recursos que serán utilizados para apoyar la instalación de la armadora de BMW en la entidad.


El funcionario estatal señaló que la medida está justificada en el hecho de que es necesario hacer una corrección a largo plazo, con una medida verdaderamente efectiva, para evitar tener que recurrir a préstamos de corto plazo que no liberan flujo y que únicamente afectan las finanzas.

Recalcó que de aprobarse la propuesta, se tendrían beneficios importantes para las finanzas públicas, como es la reducción de la tasa de interés y la eliminación de la penalidad por pagos adelantados.
Sobre los bancos que ya han presentado sus ofertas para la reestructuración, Ugalde Montes detalló que son cinco: Banorte, Bancomer, Banobras, Banamex y Santander.

Es con esta última institución que el gobierno tiene el préstamo que más presión está ejerciendo —de cerca de mil 500 millones de pesos—, pues la amortización se incrementó en 700 por ciento, al pasar de un millón a ocho millones de pesos.

Finalmente, el funcionario estatal aseguró que la propuesta que están presentando contempla las disposiciones relacionadas con la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y Municipios que se está trabajando a nivel federal, para de esta manera no generar ninguna responsabilidad.