Bajío

Estados del Bajío, en el top 5 de la competitividad

Aguascalientes y Querétaro se ubicaron en el segundo y quinto sitio del ranking realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad.
Lucero Almanza
30 noviembre 2016 8:39 Última actualización 30 noviembre 2016 8:47
Etiquetas
imco

imco

Los estados de Aguascalientes y Querétaro se ubicaron en el segundo y quinto sitio, respectivamente, en el Índice de Competitividad Estatal (ICE) 2016, elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

En el primer lugar, se colocó la Ciudad de México, mientras que en el tercer sitio se ubicó Nuevo León, y en el cuarto Colima.

En tanto, las entidades del país menos competitivas, según el organismo, fueron: Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Michoacán y Veracruz.


Respecto a las otras entidades del Bajío, el índice señala que Guanajuato obtuvo el lugar 18 y San Luis Potosí el 19.

El ICE está compuesto por 100 indicadores, categorizados en diez subíndices que incluyen los temas de: sistema de derecho confiable y objetivo; manejo sustentable del medio ambiente; sociedad incluyente, preparada y sana; sistema político estable; gobiernos eficientes, y mercados de factores.

También, economía estable; precursores; aprovechamiento de las relaciones internacionales, e innovación de los sectores económicos.

La información de los estados para el ICE 2016 fue recabada en 2014, de acuerdo con la metodología del Instituto.

Tanto Aguascalientes como Querétaro, indica la evaluación del organismo, tuvieron buenos resultados en los subíndices de derecho confiable, sociedad incluyente, sistema político estable, mercado de factores, precursores, economía estable e innovación.

En comparación con el Índice Estatal de Competitividad 2014 –que corresponde a la información de 2012-, Aguascalientes se mantuvo sin cambio, en el segundo sitio nacional; en tanto que Querétaro bajó un lugar, del cuarto al quinto; Guanajuato pasó del 15 al 18; y San Luis Potosí continuó en el sitio 19 (sin cambio).

Los especialistas del Instituto advierten en el reporte, que México es un territorio con enormes asimetrías en su potencial de competitividad, en aspectos como desarrollo industrial, comercio internacional, inversión en energía, apoyo a empresas, estabilidad laboral y educación.

Por ello, recomiendan fortalecer el empleo formal; reducir los costos de contratación, así como las tasas de impuesto a las nóminas estatales.; atender el desarrollo de infraestructura inteligente, utilizando Agendas Estatales de Innovación CONACYT para desarrollar planes curriculares pertinentes de educación técnica y superior, entre otros mecanismos.

Asimismo, facilitar la creación de empresas y fomentar su crecimiento, por medio de esquemas de simplificación de trámites, asignación de subsidios de forma transparente, y apoyar con capacitación y acceso a capital.

E impulsar la utilización de energías sustentables, mejorar el balance financiero y la sostenibilidad fiscal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), reducir el subsidio a la electricidad, y aumentar la inversión de los hogares y su rentabilidad.