Bajío

Endurecerán castigos por robos en Guanajuato

Representantes de los tres Poderes del estado presentan ante el Congreso una iniciativa de reforma al Código Penal local. 
REDACCIÓN
19 mayo 2016 12:58 Última actualización 19 mayo 2016 13:19
reforma a codigo Gto

Presentación de la iniciativa de reforma al Código Penal del Estado de Guanajuato. [Cortesía]

Con el objetivo de endurecer las penas por el delito de robo, uno de los ilícitos que ha repuntado en el estado en los últimos años, los tres Poderes del estado presentaron una iniciativa de reforma al Código Penal del estado.

Con esta reforma, todos los tipos de robo serán perseguidos de oficio sin importar el monto del que se trate y ya no será necesaria la querella; además se castigará la reincidencia y la habitualidad.

Los robos "bagatela", de hasta 20 salarios mínimos, equivalentes a mil 500 pesos y que hasta hoy no tienen castigo, serán penalizados y tendrán penas de dos a seis meses de prisión.



En el caso de reincidencia, cuando se reciba una segunda sentencia, se tendrá una pena adicional de un tercio y en caso de la habitualidad, que es cuando se enfrenta una tercera sentencia, se aumentaría de un tercio a la mitad de la condena.  

Miguel Valadez Reyes, presidente del Supremo Tribunal de Justicia y del Consejo del Poder Judicial del estado, expuso que la iniciativa conjunta que se ingresa hoy al Congreso del Estado tiene como finalidad combatir la impunidad.

“El derecho en general no es más que la ordenación de la sociedad para una vida armónica. El derecho no puede concebirse sino como un protector de los valores más importantes del ser humano”, dijo

Aseguró que "no es un código draconiano, no se elevan indiscriminadamente las penas, no proliferan los tipos penales, no hay un aumento a los castigos de manera generalizada, sino que se busca una manera de enfrentar a la delincuencia de manera racional".

"Los derechos de inculpado en esta reforma están incólumes, no se tocan se tendrán que seguir respetando", expuso.

Sin embargo, la reforma cuida que la víctima sea mayormente protegida, que encuentre satisfacción al daño que se le causó.

Explicó que hoy día hay robos de hasta 400 veces el salario mínimo, casi 30 mil pesos, que para poder perseguirse requieren de una querella y se convierte en un obstáculo procesal muy grande.

En el caso de robo ya no habrá descuento para aquellos que son sentenciados y que al reparar íntegramente el daño logran disminuir su pena hasta en 50 por ciento. Se busca modificar este modo de tratar al delincuente primario. Dejar un incentivo para quien restituya, pero no de esta cuantía.

La eliminación del requisito de querella se aplicará a otros delitos contra el patrimonio de las personas.