Bajío

En Querétaro limitan construcción de vivienda de interés social

En Pedro Escobedo, Huimilpan y Colón, el precio de la tierra es más accesible; sin embargo, por no formar parte de los polígonos de la Sedatu, las constructoras no pueden ofrecer vivienda con créditos gubernamentales o subsidios federales.
Alan Contreras
06 junio 2017 8:52 Última actualización 06 junio 2017 8:52
vivienda Qro

Vivienda Querétaro

QUERÉTARO, Qro.— Debido a que los municipios de Pedro Escobedo, Humilpan y Colón no registraron reserva territorial en la última actualización de los Perímetros de Contención Urbana (PCU) que realizó la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), las inmobiliarias no podrán desarrollar vivienda de interés social en dichas localidades.

Luis Alfonso García Alcocer, empresario especializado en el desarrollo de vivienda en la zona del Bajío y presidente del Club de Industriales de Querétaro, mencionó que en estos municipios el precio de la tierra es más accesible; sin embargo, por no formar parte de los polígonos de la Sedatu, las constructoras no pueden desarrollar y ofrecer vivienda con créditos gubernamentales o subsidios federales.

“Es muy difícil hacer desarrollos de interés social porque el precio de la tierra es alto, esto pese a que hay mucha necesidad de este tipo de casas, pero cada vez hay menos posibilidades de concretarlo por el costo del terreno.


“Necesitamos que se abran los polígonos de contención donde la tierra es más barata para que haya subsidios para esta vivienda”, explicó el líder de los industriales en la entidad.

Según el Registro Nacional de Reservas Territoriales, la entidad queretana cuenta con una reserva territorial dentro del PCU de dos mil 559 hectáreas.

El municipio de Querétaro es el que reporta la mayor reserva territorial con mil 746 hectáreas, a éste le sigue El Marqués con 279, San Juan del Río con 278 y Corregidora con 254 hectáreas.

La Sedatu realizó la actualización de los PCU de 384 localidades urbanas que integran el Sistema Urbano Nacional durante el mes de abril, los cuales se requieren para el otorgamiento de subsidios para la vivienda.

La redefinición de los PCU se realiza bajo las Reglas de Operación (ROP) del Programa de Acceso al Financiamiento para Soluciones Habitacionales para el Ejercicio Fiscal 2017, ya que sirven como base para definir el puntaje que recibirá una vivienda, de acuerdo con su ubicación.

El monto del subsidio al que puede aspirar un trabajador depende del valor de la vivienda, el ingreso mensual del beneficiario y el puntaje que recibe la vivienda de acuerdo con sus características, tomando en cuenta como punto más importante su ubicación.

Por su parte, Pedro Roberto Reyes, presidente de la Asociación de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) local, explicó que con la información publicada por la Sedatu, los desarrolladores pueden definir en dónde realizarán los proyectos de construcción de fraccionamientos, con la finalidad de poder acceder a los subsidios federales.

El empresario recordó que los Perímetros de Contención Urbana definen las zonas en donde se puede ejecutar el crecimiento y desarrollo de vivienda, con el argumento de que las ciudades estén concentradas para facilitar el abastecimiento de servicios a los habitantes.