Bajío
especial

Empresas queretanas, en jaque por la rotación de personal

La rotación de personal en el sector productivo queretano oscila entre 5 y 10 por ciento al mes, lo cual ha puesto en serios problemas a las empresas de todos los tamaños y giros en la entidad.
Lucero Almanza | Alan Contreras
25 noviembre 2016 10:39 Última actualización 25 noviembre 2016 10:39
La rotación ha causado importantes costos a las empresas

La rotación ha causado importantes costos a las empresas

La rotación de personal en el sector productivo queretano oscila entre 5 y 10 por ciento al mes, lo cual ha puesto en serios problemas a las empresas de todos los tamaños y giros en la entidad, advierten empresarios, autoridades y líderes sindicales.

Nadie se salva de la situación, compañías industriales, así como del sector de servicios y comerciales enfrentan el movimiento de personal que decide por el mejor postor. Las causas van más allá de la cuestión económica y salarial, ya que –de acuerdo con los expertos- la decisión de los colaboradores parte en muchas ocasiones de aspectos de seguridad, sentido de pertenencia y un mejor ambiente de trabajo.

Prestaciones adicionales, uniformes y calzado especial, servicio de transporte, hasta detalles como el menú del comedor o tener agua fría en el dispensario, son aspectos que determinan la pertenencia de los empleados de una compañía a otra.


“Un empresario me decía: (los trabajadores) se fueron aquí a lado porque en el menú del restaurante ofrecieron un flan”, comenta Gaspar Trueba Moncada, encargado de Despacho de la delegación en Querétaro de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

“Y eso es lo que está pasando, así que tenemos que generar un cambio para que podamos evitar la rotación de personal”, afirma.

Los empresarios ven cómo el problema se les va de las manos, ya que además, el tema según cada compañía y sector de actividad, implica altos costos laborales que van desde la capacitación (que se desperdicia), hasta la inversión en infraestructura y servicios, y los costos de liquidación.

Juan José Guillén Villegas, vicepresidente de la Unión Social de Empresarios Mexicanos, refiere que en Querétaro la rotación de personal en la empresa de manufactura y de servicios se encuentra entre 5 y 8 por ciento mensual; lo que significa que muchas veces la plantilla que se tiene en enero, para el siguiente año ya es otra completamente distinta, o al menos la mitad es diferente.

“Así que imagínate los costos tan altos que implica eso, la calidad del producto, los costos de contratación, y al final no hay una identidad, va la gente rotando de un lugar a otro al mejor postor”, indica.

“Es como si te casaras con alguien y si no te gusta te vas con otro, y con otro, al final es como un matrimonio entre la empresa y el trabajador, entonces esto es un caos, por lo que se tiene que trabajar mucho en eso.”

Actualmente, hay aproximadamente 81 mil unidades económicas en Querétaro, de acuerdo con los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Esto refleja la demanda de capital humano en los diferentes sectores que hay en la entidad.

La llegada de grandes compañías y empresas satélite al estado y sus alrededores, como la armadora Toyota, encrudece la situación hacia futuro, donde las medianas compañías, principalmente, tienen que hacer su mayor esfuerzo para retener a sus trabajadores.

“Si no hay donde te traten bien, donde te apapachen, donde reconozcan tu trabajo, pues yo me voy por un uniforme más, por unos zapatos más de seguridad, y no me importa el estar rotando y que la empresa gaste más en eso”, añade Guillen.

Los costos para las empresas dependen de cada caso, aunque, una rotación de 5 por ciento anual, en promedio, a la compañía le representa de 350 a 500 personas, es decir, alrededor de un millón de pesos por todos los gastos asociados a ese cambio.

“La rotación en nuestra empresa la tenemos arriba de 10 por ciento mensual, es una cifra que a la compañía le cuesta mucho”, señala por su parte, Jesús Calderón Calderón, gerente general de la empresa Food Keepers. La firma queretana, dedicada al sector de plásticos, opera con 800 personas en promedio.

“Regularmente tenemos una plantilla de personal estable, de 80 por ciento, pero tenemos gente entrando y saliendo. Una persona que tiene un mes y está aprendiendo la operación en la empresa, de un momento a otro se va”, expone. “La gente se mueve, no tenemos un diagnóstico total.”

En el sector hotelero y restaurantero, la rotación también es un reto para las empresas, añade Antonio Castelán Guarneros, secretario general de la Federación Revolucionaria de Obreros y Campesinos del estado de Querétaro (CROC). Hay compañías que ofrecen mayores estímulos a los trabajadores, como son fondo de ahorro y vales de despensa, lo que significa 7.5 y 15 por ciento de ingreso.

En estos sectores, hay ocasiones en que los empleados sí obtienen ofertas salariales mejores.