Bajío
Opinión

Emoción y la formación de emprendedores

Son aún escasos los estudios que abordan como se podrían mejorar las condiciones para que un individuo perciba el emprendimiento como un proceso deseable, atractivo y alcanzable.
Patricia Esther Alonso Galicia*
24 marzo 2017 9:46 Última actualización 24 marzo 2017 9:47
estudiantes

estudiantes (Shutterstock)

La formación de profesionales, la creación de conocimiento y el desarrollo tecnológico que contribuya a un mayor bienestar de la sociedad, son funciones generalmente atribuidas a las instituciones de educación superior.

Recientemente se ha agregado una nueva función, la participación de estas universidades en el proceso de creación de empresas como agentes detonadores. Si bien, el comportamiento emprendedor es voluntario e individual, la decisión de crear una empresa es intencional, conciente, y además puede ser fomentada a través de la educación.

Sin embargo, para el éxito profesional de un individuo no solo se debe fomentar un mayor grado de conocimiento, ya que otros procesos y habilidades también son importantes para el desempeño de una persona en cualquier ámbito. En este sentido, recobra importancia el desarrollo de las competencias emocionales, las cuales afectan la forma en la que percibimos el mundo, nuestras relaciones interpersonales, e incluso proceso organizacionales.

Son aún escasos los estudios que abordan como se podrían mejorar las condiciones para que un individuo perciba el emprendimiento como un proceso deseable, atractivo y alcanzable. Sin embargo, uno de los más recientes, en el cual ha participado una servidora, ha probado que los alumnos de universidades que tienen un mayor grado de competencias emocionales, también tienen una mayor probabilidad de desarrollar intenciones de crear una empresa, además que perciben al emprendimiento como algo positivo para ellos y se sienten capaces de dominar el proceso.

Si se ha demostrado el vital papel que tienen estas competencias, el siguiente paso sería contestar a la pregunta: ¿cómo podemos desarrollar o fortalecer las competencias emocionales de los alumnos en el aula?

Nota: Este artículo de opinión está basado en un artículo científico publicado en International Entrepreneurship and Management Journal por la autora, en coautoría con Virginia Fernández Perez, Ana Montes Merino y Lázaro Rodríguez.

*Patricia Esther Alonso Galicia es profesora del Departamento de Administración y Emprendimiento del Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro, pealonsog@itesm.mx

Todas las notas BAJÍO
Culpan a joyería y plaza comercial de asaltos en Querétaro
Semarnat suspende temporalmente la tala autorizada en Xilitla.
Fiscalía Anticorrupción de Querétaro obtiene primera sentencia
Insisten charros de Querétaro en que el municipio construya lienzo
Crece 17.4% valor de producción de manufacturas en el Bajío
Imagination Films inaugura estudio de animación en Querétaro
Pide SLP a Semarnat suspender autorización de tala de bosques en Xilitla
Crecen 57% denuncias de robos a negocio en Querétaro
Crece 78% inversión de EU y Canadá en el Bajío
Mezcal de San Felipe Torres Mochas ya tiene marca colectiva
Proyectan 45 mil mdd de inversión en fondos de capital privado en el Bajío
City Express rescatará hotel histórico en San Luis Potosí
Empresa busca arrendar el Parque Bicentenario de Querétaro
Viñedos Azteca producirá 20 mil botellas este año
Crecerá 5% la producción de vino en Querétaro
Crece 87% el pago de remesas de CPM en el Bajío
La japonesa Minamida construye planta en Guanajuato
En Querétaro crean monitores para embarazos de alto riesgo
Empresa china producirá las unidades del transporte en Querétaro
Inicia la UG ciclo escolar con casi 39 mil alumnos
Colocan 150 mdp en créditos productivos en Querétaro
Unaq apuesta por un colegio de pilotos en Querétaro
Diego Sinhué ya suma cuatro denuncias ante el Instituto Electoral
Repunta 87.7% la IED en el Bajío durante el primer semestre
Negociación del TLCAN debe centrarse en ganar-ganar: Cónsul de EU