Bajío
OPINIÓN

El sistema judicial, a prueba

El reto del Sistema Penal Oral y Acusatorio consistente en esclarecer los hechos, proteger al inocente, procurar que el culpable no quede impune y que los daños causados se reparen. Aunque esta premisa hoy por hoy rebota con la realidad.
Luis Fernando Gámez Macías*
05 abril 2017 8:16 Última actualización 05 abril 2017 8:54

Carlos Salomón Villuendas Adame es el Mirrey conductor del vehículo de la marca BMW y quién según la Secretaria de Seguridad Pública de la Ciudad de México logró alcanzar los 200 kilómetros por hora sobre Avenida Reforma, antes de impactarse con un poste, destrozar su auto y causar la muerte de cuatro tripulantes y por increíble que parezca, resultar ileso.

El reto del Sistema Penal Oral y Acusatorio consistente en esclarecer los hechos, proteger al inocente, procurar que el culpable no quede impune y que los daños causados se reparen. Aunque esta premisa hoy por hoy rebota con la realidad.

Cuando Carlos Salomón enfrentó a los Policías aprehensores gozando de asesoría jurídica, no accedió a la extracción de sangre o donación de orina para la realización de pruebas de laboratorio que revelaran la ingesta de alcohol o sustancias tóxicas. Posiblemente tampoco exista un examen medico de influencia alcohólica practicado por un médico legista que revele un estado de ebriedad en Carlos Salomón y que pueda considerarse una prueba pericial dentro del juicio.

Este viernes 7 de abril se celebrará la audiencia conocida como: “de vinculación”, dónde el Fiscal tratará de convencer a la Juez de Oralidad Gloria Hernández Franco que se siga un proceso en contra de Villuendas Adame y además, que se prorrogue la prisión preventiva decretada.

No hemos tenido noticia de que a petición del Ministerio Público la Juez de Oralidad haya expedido orden Judicial para la extracción de muestras orgánicas suficientes y aptas para realizar pruebas de alcoholemia y toxicología.

Lo cierto es que a la luz del sistema penal garantista de reciente cuña en nuestro país, deberá la Juez encontrar datos que establezcan que se ha cometido un hecho que la Ley señale como delito y que exista la probabilidad de que el indiciado lo cometió o participó en su comisión.

Sí se imputa la conducción de vehículo en estado de ebriedad deberá el fiscal presentar y ofrecer datos de prueba que así lo revelen, de otra forma Carlos Salomón obtendrá sin mucho esfuerzo una medida cautelar que le permitirá continuar su proceso en libertad mediante la exhibición de una garantía económica que muy probablemente sería aportada por la aseguradora del auto, con ello los sueños de justicia serán lanzados por la ventana. (Ya que el presunto quedará en libertad al no encontrársele agravantes en el homicidio de las citadas personas, pues habrá cometido un delito culposo, mas no doloso), sin embargo se cumpliría con la Ley Procesal Penal y la Constitución Mexicana.

Es así como el sistema penal mexicano es puesto a prueba en escenarios reales y más allá de lo deseado por los Legisladores y abordado en las aulas. Así, veremos el viernes 7 de abril el pulido del brillo del sistema penal acusatorio y oral o, la abolladura al trofeo que ha costado millonarias sumas de dinero al Gobierno Federal, para quedar como estábamos.

“Si ves las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”, bastante trabajo hay en materia de movilidad en nuestras ciudades, y ahora será necesario que nuestros legisladores trabajen en la materia, hoy fueron cuatro desafortunadas pérdidas en la Ciudad de México, mañana puede ocurrir en cualquiera de nuestras ciudades.

Hasta la próxima.

*Regidor en Soledad de Graciano Sánchez, SLP.
fernandogamezslp@gmail.com
Twitter: @lfernandogamez