El doctor de cabecera
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El doctor de cabecera

COMPARTIR

···

El doctor de cabecera

¿Cómo sabemos si la crisis se puede volver a repetir diez años después de la última?

Opinión Bajío / Alejandra Vilches*
13/07/2018
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Comparado con la semana pasada, existe un poco más de serenidad. Muchos de los elementos que nos tenían con suspenso ya se resolvieron (política y fútbol). Tal vez por eso tenga un falso sentimiento de tranquilidad. Si bien el factor político se ha resuelto de manera poco acalorada, con cordialidad y sonrisas, no nos olvidemos que muchos factores macroeconómicos siguen exactamente igual.

Si no tenemos un poder Ejecutivo preparado para esto, la crisis que, muchos académicos y financieros vislumbran, podría resultar en un desastre con décadas de vida.

A lo largo de los años, en temas económicos, México ha probado de todo; economía basada en exportaciones, en intervención gubernamental, en desregulación y regulación financiera.

Sin embargo, estas decisiones sólo nos han traído volatilidad aterrizada en crisis (1982, 1994, 2008…) cuyos problemas crónicos se siguen viviendo a la fecha.

¿Cómo sabemos si la crisis se puede volver a repetir diez años después de la última? Necesitamos conectar la economía con las promesas; la economía con las finanzas. Si no lo hacemos, y en su lugar tomamos una decisión emocional, prepárese para la nueva crisis.

¿Cómo hacemos una conexión de elementos de forma racional? Por ejemplo, analice las políticas de diversificación en tema comercial. Está comprobado que el modelo de proteccionismo puede ser atractivo en un corto plazo, pero a largo plazo daña el crecimiento de una nación.

También, revise los niveles de deuda. Todas las promesas deben tener un sustento monetario, ¿de dónde vendrá ese flujo de efectivo? Revisar los niveles de deuda es como revisar el historial crediticio de alguien que nos promete pagarnos el crucero más lujoso: ¿Tiene los medios para hacerlo? ¿O hará que sus proveedores (los impuestos de las personas) paguen ese crucero?

Una crisis económica es más que un dolor de cabeza; es una migraña que no cede a cualquier remedio. Nuestra esperanza recae en que el doctor de cabecera que ahora nos atenderá tendrá un equipo más preparado para diagnosticar y tratar la enfermedad que seguro caerá a nivel mundial.

*Directora del Programa Académico de Administración Financiera del Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro. lavilches@itesm.mx