El campo 'se bebe' el agua potable de Querétaro
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El campo 'se bebe' el agua potable de Querétaro

COMPARTIR

···
Bajío

El campo 'se bebe' el agua potable de Querétaro

Las actividades agropecuarias reciben alrededor de 83 por ciento del agua potable disponible en el estado y sólo 14 por ciento es para uso doméstico. A futuro, esto podría complicar el abasto para los hogares.

Lucero Almanza
19/12/2017
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

A pesar de la demanda hídrica que hay en Querétaro, 83 por ciento aproximadamente del agua potable en el estado se destina a la actividad agropecuaria, mientras 14 por ciento es para el uso doméstico; lo que conlleva retos importantes para la mejor proporción del uso del líquido.

De acuerdo con información de la Comisión Estatal de Aguas (CEA), el sistema de agua en la entidad tiene asegurada la cobertura del consumo al año 2021, que será de 5.1 metros cúbicos por segundo.

En 2009 se tenían 3.6 metros cúbicos por segundo de demanda en el estado; mientras que cuando entró en operación el sistema Acueducto II, en 2011, pasó a 4.1 metros. Las proyecciones de la CEA refieren que para el año 2021, la demanda será de 5.1 metros cúbicos por segundo, y para 2030, la situación podría complicarse para la entidad, al aumentar a 6 metros cúbicos por segundo.


De ahí la importancia de incrementar el volumen de suministro para la población, reconocen autoridades de la Comisión y de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario de Querétaro (Sedea).

,,


Del total de agua potable en Querétaro, alrededor de 83 por ciento se destina a la actividad agropecuaria, 3 por ciento a la industria y 14 por ciento al consumo doméstico.

Enrique Abedrop Rodríguez, vocal ejecutivo de la CEA, reconoció que se deben buscar alternativas para que el agua se destine en su mayoría para el consumo humano. Y, entre las opciones para revertir la proporción del suministro del líquido en el estado, se encuentra la tecnificación del campo, donde la entidad ha tenido avances importantes en los últimos años.

“Tenemos que empezar a pensar de dónde vamos a traer el agua y cómo vamos a abastecer –sobre todo- la Zona Metropolitana. Una de las alternativas es tecnificar la agricultura, ya que en la medida que tecnificas la actividad puedes traer agua y no de tan lejos”, expuso.


Indicó que se está realizando un esfuerzo junto con las autoridades de Desarrollo Agropecuario, en el sentido de que se estudian alternativas para poder canalizar más de este recurso al uso doméstico.

Por su parte, el titular de la Sedea, Tonatiuh Cervantes Curiel, destacó la importancia de la tecnificación de la actividad agrícola, como una medida para eficientar el uso del agua potable.

Refirió que desde la dependencia estatal se ha fomentado la innovación y transferencia de tecnología a través de convenios con instituciones como el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo, el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua y con universidades diversas en todo el estado.

Uno de los primeros ejercicios, mencionó Cervantes, fue trabajar en un proyecto estatal del uso y aprovechamiento sustentable del suelo y agua, que llevó en 2016 a tener una inversión aproximada de 240 millones de pesos en acciones de mecanización de unidades agrícolas, proyectos de equipamiento y construcción de invernaderos, la adquisición de tractores, sistemas de riego, así como el aprovechamiento de plantas, árboles e injertos.

A través de este programa, una de las metas es la tecnificación de 10 mil hectáreas de riego para el término de la actual administración estatal, mismas que pueden ser riego por goteo, riego por aspersión o riego por goteo subterráneo.

“Hemos dado cuenta de que tenemos aproximadamente dos mil hectáreas que ya han sido tecnificadas, y se está en diferentes niveles de desarrollo de cinco mil hectáreas adicionales”, dijo Cervantes.

“¿Esto qué permite? Por un lado, incrementar la productividad de estas tierras, y por otro, favorecerá en una disminución en el consumo de agua hasta en un 40 por ciento”, explicó. “Porque el sector agrícola, sobre todo, usa aproximadamente el 83 por ciento del agua total, que si bien puede sonar mucho, también es la parte con la que se producen los alimentos que todos consumimos.”

El proyecto de aprovechamiento de recursos tiene ya dos años, en el cual se consideran a su vez, obras de conservación de suelo y agua; y cómo buscar la mayor captación de agua, que puede ser a través de reforestaciones, la construcción de ollas de agua, presas filtrantes, presas subterráneas, el establecimiento de sistemas de riego, y la reforestación con especies nativas.

Se trata de toda una estrategia, adicionándole aspectos de tecnificación en implementos y en capacitación de los productores, dijo el titular de la Sedea.

Agregó, así, que se consideran los mejores resultados hacia futuro, ya que está comprobado que en el estado de Querétaro se tiene una captación aproximada de 190 millones de metros cúbicos en aguas superficiales, cuando se podría alcanzar una capacidad de captación de líquido de más de 360 millones de metros cúbicos en todo lo que es la infraestructura de bordos y presas.

Ante esta situación, Cervantes Curiel indicó que la Sedea colabora también con los municipios para atender el tema de la extracción de agua.

La tecnificación agrícola se ha realizado principalmente, en los municipios de San Juan del Río, Pedro Escobedo, Amealco de Bonfil, y hay algunos proyectos en El Marqués, Colón, y Querétaro.

CAMBIO CLIMÁTICO

Asimismo, de acuerdo con el secretario de Desarrollo Agropecuario, las acciones en la materia incluyen la verificación y en su caso, la renovación de equipo ya instalado.
“Si bien Querétaro está creciendo en lo que es un estado competitivo, tenemos que ser punta de lanza en sustentabilidad y en sostenibilidad”, aseveró.

Las autoridades enfatizaron en la relevancia de darle al agua el valor que realmente tiene, toda vez que además de todo, el recurso está altamente subsidiado en México y en el estado, así que se deben redoblar los esfuerzos de reforestación y la atención en materia de cambio climático.

Cada año se presentan precipitaciones cortas pero más abundantes, así que todos los municipios de Querétaro tienen que empezar a tomar determinaciones más puntuales en este aspecto, porque la población seguirá creciendo, puntualizaron.