Bajío

El Bajío, prueba de los beneficios del acuerdo económico México-Japón

Las inversiones japonesas en México son de alrededor de diez mil millones de dólares al año, esto es, un aumento de 305 por ciento de 2004 a la fecha.
PERLA OROPEZA
12 junio 2015 10:18 Última actualización 12 junio 2015 10:23
 [En febrero de 2014 se espera la creación de 6 mil 500 plazas con la inauguración de Mazda / Bloomberg]

Mazda, empresa japonesa ubicada en el Bajío mexicano.  / Bloomberg]

Japón se ha convertido en el primer inversionista asiático para México y en su cuarto socio comercial entre los países del mundo, con 800 empresas niponas instaladas en el país, que sólo en el Bajío generan 14 mil empleos directos.

Durante la celebración de los diez años de la entrada en vigor del Acuerdo de Asociación Económica (AAE) México-Japón, se informó que las inversiones japonesas en territorio mexicano son de alrededor de diez mil millones de dólares al año, esto es, un aumento de 305 por ciento de 2004 a la fecha. Hace diez años había 330 empresas niponas en el país y ahora ya suman 830.

“Basta con darse una vuelta por los corredores del Bajío, desde Querétaro hasta San Luis Potosí,
para comprobar los amplios beneficios del acuerdo”, comentó el embajador de Japón en México, Akira Yamada.


Por su parte, Gustavo Vega Canovas, profesor investigador de El Colegio de México, dijo que antes de la firma del AAE no había una estrategia comercial de México con respecto a Asia. “Fue un intento de empezar a diversificar”, que a la larga permitió incrementar las exportaciones, pero hasta ahora la relación con las economías asiáticas ha sido deficitaria.

Fue el segundo acuerdo que Japón firmaba con algún país y el primero en que accedía a incluir el tema agrícola, destacó Sergio Ley, presidente de la sección para Asia y Oceanía del Consejo Mexicano de Comercio Exterio (Comce).

Por su parte, Hideyuki Ishige, CEO de la Organización de Comercio Exterior de Japón, dijo que con la pronta incorporación de Japón al Acuerdo de la Asociación Económica Estratégica Transpacífico (TPP), ese país contará con una plataforma de negocios, que permitirá incrementar la relación comercial con México.

Sostuvo que hay una esperanza muy alta de que México muestre su liderazgo para proponer un acuerdo de alto nivel que involucre a Perú y Chile, para lograr una zona de libre comercio más amplia en la región Asia-Pacífico.

Con la incorporación de Japón al TPP la zona de libre comercio abarcaría casi 40 por ciento del comercio mundial, se informó.

El AAE requirió de dos años de negociaciones y 14 rondas de trabajo, antes de su entrada en vigor en 2005. Entre los aspectos incluidos en el acuerdo destacan: acceso a mercados de bienes industriales y agrícolas; reglas de origen; procedimientos aduaneros; normas sanitarias y fitosanitarias; normas, reglamentos técnicos y procedimientos de evaluación de la conformidad; salvaguardas; servicios; inversión; compras gubernamentales; política de competencia; mecanismo de solución de controversias y cooperación bilateral.