Bajío

El Bajío, la región favorita de la inversión japonesa

Aloja 227 empresas niponas, el 33% del total de compañías establecidas en el país.
Perla Oropeza
09 diciembre 2014 9:21 Última actualización 09 diciembre 2014 9:22
industria automotriz

La inversión japonesa se ha concentrado en los últimos años en la industria automotriz. (Bloomberg)

El Bajío se ha convertido en la región favorita de la inversión japonesa, pues la tercera parte de las compañías niponas han elegido establecerse en los estados de Guanajuato, Aguascalientes, Jalisco, Querétaro y San Luis Potosí.

De acuerdo con un estudio de Mario Fernández, socio líder de la Práctica Japonesa de KPMG México, algunas de las razones de este boom de empresas japonesas en la zona son la proximidad de los puertos marítimos mexicanos, la facilidad de transportación ferroviaria y carretera, la concentración de la población económicamente activa, simplicidades y ventajas de inversión, facilidades fiscales y un clima relativamente “bajo” de violencia.

Según datos de 2013 de la Secretaría de Relaciones Exteriores de Japón, hay 227 compañías japonesas instaladas en el Bajío, y representan 33 por ciento del total de compañías niponas en México.


El estudio destaca que la inversión japonesa en México ha crecido un 335 por ciento desde 2009, cuando se ubicó en 1.5 mil millones de dólares, y durante el periodo 2000-2013 ascendió a 6.4 mil millones de dólares netos. Japón aportó 1.85 por ciento de la inversión extranjera directa en el país, con lo que se convirtió en el octavo país que mayor IED aportó.

Para México y el Bajío en particular ha resultado beneficiosa la descentralización de la producción de Japón de los últimos años, debida a factores como el alto costo de mano de obra en el país asiático, la reducción de la población económicamente activa y el elevado nivel de apreciación del yen hasta 2012, lo que ha encarecido todavía más los altos costos.

La inversión japonesa en México, que a principios de siglo se centró en la industria electrónica, ahora se ha concentrado en la industria automotriz. Tan sólo este año se ha anunciado la llegada de empresas niponas que prevén aplicar 4,860 millones de dólares.

En 2013, las compañías japonesas fabricaron 807 mill autos, que representan 27.5% de la producción total de vehículos en la República Mexicana, de acuerdo con el análisis de KMPG.