Bajío

Bajío, ejemplo económico internacional: CEESP 

“Lo que está sucediendo en el Bajío es un ejemplo de las cosas que se pueden hacer en el resto del país y en el mundo entero, las tasas de crecimiento son envidiables, son los estados que más crecen en todo el país”, sostuvo en entrevista Luis Foncerrada, director general del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado.
Lucero Almanza
29 mayo 2017 8:1 Última actualización 29 mayo 2017 8:42
Petroquímica daría grandes posibilidades a México: CEEPS

Luis Foncerrada, director del CEESP. [El Financiero-Archivo]

“El Bajío es un ejemplo, no sólo para México si no para muchos lugares en el mundo”, aseguró Luis Foncerrada Pascal, director general del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP). Esto, dado que en las entidades de la región se han generado condiciones de competitividad y crecimiento económico importantes.

“Lo que está sucediendo en el Bajío es un ejemplo de las cosas que se pueden hacer en el resto del país y en el mundo entero, las tasas de crecimiento son envidiables, son los estados que más crecen en todo el país”, sostuvo en entrevista.

El directivo mencionó que ante el panorama económico internacional, y las condiciones políticas y comerciales por parte de Estados Unidos, los gobiernos locales –estatales y municipales- deben fortalecer sus capacidades administrativas y financieras, además de apoyar el desarrollo de competencias para la atracción de inversiones.

DATOS
5.5% es el promedio de crecimiento económico de la región Bajío en 2016 (ITAEE).

80.5% anualizado, en promedio, creció la inversión extranjera directa en la zona.

6.5% anual, aumentó en promedio el número de empleos registrados ante el IMSS en abril pasado.


“La tarea de los gobiernos locales es fundamental”, afirmó. “La variable fundamental para que crezca un estado o un municipio es la inversión, porque eso además de que crea producción, genera algo muy importante que es empleo y el empleo crea bienestar, y ese es el mayor reto.”

Por ello, para atraer los proyectos productivos, dijo, los gobiernos locales deben atender aspectos como mejorar y simplificar el marco regulatorio, digitalizar los procesos y trámites, impulsar el gasto en infraestructura, evitar la corrupción, así como asegurar el estado de Derecho.

Además, se debe asegurar la independencia del Poder Judicial, como un aspecto fundamental en el quehacer local, expuso.

En el Bajío, consideró Foncerrada, se tienen esas características. Indicó que hay continuidad en los proyectos, y si bien o se tiene una certeza jurídica completa, se busca que exista; asimismo, se ha logrado un avance en el desarrollo de proyectos de infraestructura, y la generación de empleo en la región apoya a su vez, la atención en el tema de seguridad.

“Así que es un ejemplo de cómo se puede lograr mejorar con la combinación de estas variables”, afirmó.

“Querétaro lo ha hecho bastante bien –refirió-, creo que es un estado ejemplo de lo que se puede lograr, mucho mejor que otros. Creo que tenemos que ir avanzando en ese sentido, buscando que los estados sean más responsables en su gasto, que el gasto se vaya más a infraestructura (...) ver por salud y educación es fundamental, porque esto son las semillas críticas del futuro.”

Los retos del Bajío para mantener su dinámica económica, de acuerdo con el director del CEESP, se encuentran en la adopción e impulso de desarrollo tecnológico, relacionado con la educación y la infraestructura, principalmente.

“Entrar a las tecnologías nuevas de comunicación y electrónicas es fundamental, porque el gran reto de productividad y competitividad viene por ahí. Si no lo hacemos, puede perder el Bajío parte de su impulso y su competitividad”, aseveró.