Bajío

Diversifican el negocio de globos aerostáticos

El negocio del vuelo en globo aerostático ha abierto oportunidades  en el sector turístico, en lugares como Guanajuato, Querétaro, Estado de México y Jalisco.
Lucero Almanza
28 noviembre 2017 8:47 Última actualización 28 noviembre 2017 8:47
FIG

Festival del Globo de León.

El vuelo en globo aerostático es una experiencia que ha abierto oportunidades importantes en el sector turístico, en lugares como Guanajuato, Querétaro, Estado de México y Jalisco, pero también cuenta con nichos de negocio en otros ámbitos como el publicitario, destacó Javier Merino, piloto de la firma Volare.

Con 20 años de experiencia, el piloto comercial de aerostato reconoce el avance que ha logrado el tema de los globos aerostáticos en el turismo regional, donde han surgido eventos incluso de talla internacional como el Festival Internacional del Globo (FIG) de León.

Merino, quien también es director general de la empresa Inflamundo, comentó en entrevista que si bien la actividad ha cobrado fuerza en el ámbito recreativo, en su caso, comenzó como un tema de publicidad y es ahí donde también hay oportunidades hacia futuro.


“Toda la gente sueña con volar, y el globo es un medio para cumplir ese sueño”, sostuvo. “Para entregar el anillo de compromiso, para celebrar un cumpleaños o alguna fecha especial, o simplemente para disfrutar de un viaje único.”

En el caso del turismo, Volare, que se encuentra ubicada en el Estado de México, opera vuelos diarios en la zona de Teotihuacán y participa en diversos festivales en el país.

“Yo estudié ingeniería mecánica en la UNAM, pero para ganar dinero yo anunciaba fiestas infantiles en globos; luego fabriqué inflables para distintas empresas, y comenzamos a hacer distintas figuras”, recordó Merino.

Posteriormente, empezó a participar en desfiles como el Bolofest, y junto con otros pilotos organizaron festivales de vuelo en Teotihuacán.
El directivo ha participado en el Festival Internacional del Globo (FIG) de León desde su primera edición hace 17 años.

Reconoce que es el más importante en México, por el número de aeronaves que participan.

Para este año, el FIG reportó alrededor de 200 mil visitantes; participaron 200 globos procedentes de 23 países, generando una derrama económica de aproximadamente 598 millones de pesos.