Distritos, listas y estadísticas geo-electorales del Bajío / II
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Distritos, listas y estadísticas geo-electorales del Bajío / II

COMPARTIR

···

Distritos, listas y estadísticas geo-electorales del Bajío / II

En ninguno de los 27 distritos electorales del Bajío la población que se considera indígena es tan alta como en la parte de la Huasteca

Opinión Bajío / Ricardo Trejo Nava *
06/04/2018
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Estadísticas.Fuente: Pixabay

En la entrega anterior mencionamos algunas características sociodemográficas que se desprenden de las estadísticas geo-electorales de Guanajuato, entidad que posee 15 de los 27 distritos electorales federales registrados en el Bajío.

En esta oportunidad toca hacer el análisis sobre la particularidades de los estados de Querétaro y San Luis Potosí. Comenzando por este último, se observa un estado con grandes disparidades entre sus siete enclaves federales.

La serie de contrastes van desde la densidad poblacional de 14 habitantes por kilómetro cuadrado en el distrito 1, que tiene como cabecera el municipio de Matehuala, respecto a mil 632 habitantes por kilómetro cuadrado en el distrito 6, una de las dos jurisdicciones electorales ubicadas en la capital del estado.

En acceso al agua, sólo el 22 por ciento de las viviendas en el distrito 7 –región de la Huasteca- cuenta con disponibilidad de la misma de manera entubada; mientras que dicho porcentaje asciende a 96 por ciento en la demarcación 6. Paradójicamente la zona desértica de Matehuala tiene más viviendas (50 por ciento) conectadas al vital líquido que la Huasteca. Asimismo, en relación con condiciones de infraestructura de los hogares y acceso a servicios básicos, el distrito 7 es el que domina las estadísticas más precarias.

La población más educada, por años de escolaridad, se encuentra en la demarcación federal 5, pues el 33 por ciento de los habitantes mayores de 15 años tienen estudios del nivel superior. En esta variable el promedio del estado asciende a 15 por ciento.

Otra divergencia importante es la fuente de empleo. En promedio el 42 por ciento de la población de los 13 municipios con sede distrital en Tamazunchale (distrito 7) tiene como principal ocupación actividades agropecuarias; en contraste, el 50 por ciento de la población en la capital se ocupa en actividades del sector servicios, profesionales y de gobierno.

Un dato relevante es que en ninguno de los 27 distritos electorales del Bajío la población que se considera indígena es tan alta como en la parte de la Huasteca, con una proporción del 80 por ciento, seguida sólo por un 34 por ciento en el distrito 1 de Querétaro, territorio que abarca desde la parte central de la entidad hasta la Sierra Gorda.

De los tres estados, la demarcación electoral con más viviendas conectadas a internet se encuentra en el distrito 4 del municipio de Querétaro, con el 60 por ciento. Zona que también domina en acceso a otros servicios tecnológicos como televisión de paga, teléfono fijo y disponibilidad de computadora.

En la entidad queretana se ubica el territorio con mayor proporción de personas ocupadas en la industria de la construcción (17 por ciento) referente al primer distrito. Por su parte, el 55 por ciento de la población económicamente activa ocupada del cuarto distrito se emplea en servicios de transporte, financieros, comunicación, gobierno y profesionales.

En el Bajío, Querétaro promedia el mayor porcentaje de viviendas alquiladas, teniendo como líder al distrito 4 con el 25 por ciento de las unidades rentadas.

La riqueza de la información puede ser tan amplia como la desagregación geográfica de la misma. Así, llegado el momento de conocer a sus próximos representantes o representados, no olvide el panorama sociodemográfico que los rodea.

*Director general de Forecastim SC y editor de la revista Triángulo Industrial Bajío.

rtrejo@forecastim.mx